Imunologia

#Exposure to #RA in utero increases risk for #thyroid disease and #epilepsy

Postado em

Children born to women with rheumtoid arthritis (RA) face an increased susceptibility for certain chronic diseases, suggests new findings published in Arthritis Care & Research.

The study included 2,106 children born to women with RA and 1,378,539 children born to women without RA, who were born in Denmark during a 25-year period. 

The researchers found that the risk of being diagnosed with several diseases in childhood and adolescence increased when the mother was diagnosed with RA before pregnancy. Specifically, the presence of RA during pregnancy was linked with a 2.2-times increased risk of thyroid disease, a 1.6-times increased risk of epilepsy, and a 2.9-times increased risk of rheumatoid arthritis in offspring.

The authors said the findings should be used to increase awareness among pediatricians and general practitioners of certain chronic diseases in children being exposed to RA in utero. 

“We have addressed a concern in pregnant women with rheumatoid arthritis in terms of a potential increased risk of a negative impact of their chronic disease on the future health of their offspring,” said author Line Jølving . “Our results call for special attention on child development of rheumatoid arthritis, thyroid disease, and epilepsy if exposed to rheumatoid arthritis in utero.”

Jølving L, Nielsen J, Kesmodel U et al.  Children born by women with rheumatoid arthritis have increased susceptibility for selected chronic diseases – a nationwide cohort study. Arthritis Care & Research. Published online 11 December 2017. DOI: 10.1002/acr.23461.

Anúncios

#HIV Drug #Raltegravir Approved for #Neonates

Postado em

The US Food and Drug Administration has expanded the indication of the HIV drug raltegravir (Isentress, Merck) beyond adults and children aged 2 to 18 years to newborns weighing at least 2 kg, the company has announced.

Raltegravir, for use in combination with other antiretroviral agents, is the only integrase inhibitor approved in the United States for treatment of HIV-1 in newborns from birth to 4 weeks of age weighing 2 kg or more.

The expanded indication follows an open-label, multicenter clinical study evaluating raltegravir for oral suspension in 42 full-term, HIV-1-exposed newborns at high risk of acquiring HIV-1 infection from their mothers.

The study had two cohorts. In cohort 1, 16 newborns (10 with and six without exposure to raltegravir in utero) received two single doses of raltegravir: the first within 48 hours of birth and the second at 7 to 10 days of age. In cohort 2, 26 newborns (all unexposed to raltegravir in utero) received daily dosing of raltegravir for 6 weeks at different weight-based doses.  All infants received a standard-of-care antiretroviral drug regimen for prevention of mother-to-child transmission and were followed up for safety for 24 weeks.

At the end of the study, all infants were HIV-1-negative and the safety profile of raltegravir was comparable to that observed in adults, the company said in a press release.

Use of raltegravir is not recommended in preterm newborns or infants weighing less than 2 kg, as no data are available in these populations. If the mother has taken raltegravir or raltegravir HD within 2 to 24 hours before delivery, the newborn’s first dose should be given between 24 to 48 hours after birth.

Full prescribing information is available online.

#Una vacuna experimental contra el #Zika consigue una elevada respuesta inmunitaria en más del 90% de los pacientes (Lancet)

Postado em

Una vacuna experimental contra el virus Zika desarrollada por el Ejército de Estados Unidos ha demostrado ser bien tolerada y lograr una fuerte respuesta inmunitaria en más del 90% de los participantes en un estudio en fase I cuyos resultados publica The Lancet.

“Los datos son muy prometedores”, ha señalado el investigador Dan Barouch, del Beth Israel Deaconess Medical Center en Boston (Estados Unidos), uno de los centros donde se ha desarrollado el ensayo clínico.

La vacuna, denominada ZPIV, contiene partículas inactivadas del virus del Zika, lo que impide que pueda replicarse y causar enfermedad en humanos. En cambio, sí puede ser reconocido por el sistema inmunitario.

En el estudio incluyeron 67 participantes adultos, de los que 55 recibieron esta vacuna experimental y los 12 restantes placebo. La vacuna se administró con un adyuvante (un compuesto que ayuda a inducir una respuesta inmunitaria más fuerte) que contiene sales de aluminio.

Todos los participantes recibieron dos inyecciones intramusculares de la misma dosis con cuatro semanas de diferencia.

Los investigadores analizaron las muestras de sangre de los participantes periódicamente y detectaron anticuerpos contra el virus del Zika en más del 90% de las personas que recibieron la vacuna experimental dentro de las cuatro semanas posteriores a la última dosis.

La vacuna fue desarrollada por investigadores del Ejército pero en julio de 2016 concedieron a la farmacéutica Sanofi una licencia exclusiva para completar los ensayos clínicos y llevar el producto al mercado.

La decisión propició diversas críticas en el ámbito político y en agosto la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado, el brazo de desarrollo del Departamento de Salud y Servicios Humanos, recaudó fondos para el desarrollo clínico de la vacuna ZPIV.

Un posicionamiento que, junto con la dificultad para organizar ensayos clínicos en humanos durante los últimos días de la epidemia del Zika, llevó a Sanofi a abandonar el desarrollo de la vacuna dado que conlleva un “esfuerzo de alto riesgo”, según apuntó Ashleigh Koss, portavoz de la compañía.

“Se necesita urgentemente una vacuna para ayudar a prevenir la infección por Zika”, ha destacado el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), Anthony Fauci.

#Dos #aplicaciones móviles sobre #VIH

Postado em

 

La infección por VIH y su potencial evolución sindrómica hacia un estatus de inmunodepresión ha sido, y es, uno de los mayores retos de los sistemas de salud pública del mundo. En los años 80 y 90 la mayor parte de los esfuerzos que se hicieron consistían en divulgar las vías de contagio conocidas, y promover la adopción de medidas de protección individual. Como decía un acertado eslogan de la época, “la mejor vacuna es la información”. Posteriormente, la llegada de los antirretrovirales supuso un cambio radical en el curso de la enfermedad para millones de personas, que dispusieron de la posibilidad real de cronificar su evolución y evitar el desencadenamiento de potenciales efectos inmunodepresivos.

Sin embargo, la espectacular mejora que ha llegado para la situación clínica de los pacientes ha conllevado, según muchos expertos, una menor tensión en la valoración de los riesgos de contagio por parte de la población, y el problema del VIH – SIDA ha dejado de ocupar el interés de muchos medios de comunicación. Hasta que se pueda disponer de una vacuna eficaz, las autoridades sanitarias de los países occidentales insisten en la necesidad de mantener la guardia, generalizar el conocimiento de las vías de contagio entre las nuevas generaciones, facilitar la realización de pruebas diagnósticas de manera sencilla e inmediata, y promover la no estigmatización o discriminación de los portadores. A estos objetivos contribuyen una gran cantidad de aplicaciones que pueden emplearse en los dispositivos móviles, y que en muchos casos resultan sistemas útiles para acercar la información a amplios grupos poblacionales. Revisamos a continuación dos aplicaciones con orientaciones diferentes pero complementarias.

Vivencias de los portadores: Vertical / Horizontal.

Vertical / Horizontal (cuyo nombre juega con el acrónimo VIH) es obra de la productora videográfica española Factuals Film, y se ha concebido como un documental basado en preguntas y respuestas sobre el SIDA. Se estructura a modo de pequeñas videocápsulas a las que se accede mediante un sistema de navegación minimalista, y constituye un concepto original de aplicación de esencia visual y no transaccional u operativa.

Según sus autores, pretende ser no sólo un soporte de ayuda personal a la información de quienes estén interesados en el tema, sino espacialmente una herramienta que puede usarse en combinación con charlas sobre salud sexual o para generar debates en espacios educativos y sociales.

Para organizar las preguntas y respuestas que componen el documental, la productora afirma que se basó en los resultados del informe “Creencias y actitudes de la población española hacia las personas con VIH de 2010”, de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE). Ahí se recogía el dato que señalaba la incomodidad de una parte numéricamente relevante de la población española a entrar en contacto con el grupo de afectados portadores del virus, que quedó patente con cifras como que el 20% de la población creía que la ley debería obligar a que las personas con VIH estuviesen separadas del resto en determinados lugares. Otro dato que se consideró, de aquel informe, es el que afirmaba que el 18% de los ciudadanos apoyaría que se hiciesen públicos los nombres de los enfermos.

Esta app documental recoge el testimonio de cerca de 35 personas con VIH. La aplicación -que ella misma recomienda se utilice con auriculares- empieza sugiriendo preguntas de forma aleatoria al usuario, y así le permite adentrarse en un modelo de navegación sencillo. El usuario puede elegir qué respuesta quiere conocer primero y, según sus selecciones, la aplicación se va adaptando sucesivamente. Cada pregunta es respondida por un seropositivo, combinando la expresión de sus vivencias y la transmisión de información adecuada y rigurosa a los fines preventivos. Existen diversos sub-temas (como ámbito sexual, investigación básica, origen del virus, etc.) a los que se llega de manera directa mediante navegación, o de forma inducida por la propia app. Se recomienda su uso con conexión wifi, por la demanda de datos que requiere la reproducción de vídeos.

Información y recursos sanitarios: VIH/SIDA Cruz Roja Española.

Esta aplicación tiene un carácter bien distinto a la anterior, y se centra en el acceso a los recursos informativos, diagnósticos y asistenciales útiles en materia de VIH – SIDA. Ha sido desarrollada por el Servicio Multicanal de Información y Prevención del VIH de Cruz Roja Española en colaboración con el Plan Nacional sobre el Sida.

La aplicación es básicamente un compendio de información dirigido de manera amplia a la población general, y específicamente a quienes tengan la necesidad de disponer de conocimientos más concretos, resolver dudas o incluso buscar el lugar en el que realizarse una prueba serológica. Precisamente, y sin perjuicio de que la prueba puede realizarse en farmacias, una de sus mayores aportaciones consiste en ofrecer una herramienta de búsqueda basada en la geolocalización de los centros públicos donde hacerse la prueba de detección del VIH.

Además de ello, a través de sus menús se estructura un compendio de información sobre la infección, que trata asuntos como vías de contagio, síntomas, utilidad de la prueba, etc. En conjunto, es un adecuado manual digital de asuntos relacionados con VIH – SIDA, de interés para la población general. Además, dispone de la posibilidad de facilitar el acceso a recursos adicionales de Cruz Roja mediante teléfono, chat, correo electrónico, redes sociales o página web.

#Algunas #mujeres con infección por VIH #amamantan a su lactante en secreto

Postado em

Heather Boerner

MILÁN, ITA. Las guías actuales recomiendan que las mujeres con VIH eviten la lactancia, pero algunas lo hacen sin revelarlo a su médico y sin vigilancia para la protección del lactante.[1] Sin embargo, cuando una mujer tiene una carga viral indetectable, el riesgo es mínimo, según algunos especialistas.

“Lo que necesitamos ahora es un protocolo”, dijo la Dra. Mona Loutfy de la University of Toronto, en Toronto, Canadá, en la 16ª European AIDS Conference.

Esto podría estar en camino. Durante un debate acalorado en el congreso, el Women Against Viruses in Europe (WAVE), un subgrupo de la European AIDS Clinical Society (EACS), se comprometió a crear guías de práctica clínica formales para la lactancia materna.

“Este probablemente es el primer grupo en integrarse como una organización para preparar una recomendación sobre cómo apoyar a las mujeres”, dijo la Dra. Loutfy a Medscape Noticias Médicas.

El subgrupo WAVE tiene planeado trabajar con pediatras y otros profesionales clínicos para compartir procedimientos eficaces, y determinar si el campo se halla en el punto en que pueda reconocer que las mujeres tienen probabilidades de amamantar sin el consentimiento o el conocimiento de sus médicos.

Estaba sorprendida Dra. Mona Loutfy

La base para el debate se estableció cuando la EACS dio a conocer la actualización de las guías de práctica clínica. Además de actualizar las recomendaciones de vacunación y añadir información sobre comorbilidades, las guías recomiendan no recurrir a la lactancia materna. Sin embargo, en caso de que una mujer insista en amamantar a su lactante: “Recomendamos el seguimiento con una mayor monitorización virológica clínica tanto de la madre como del lactante”.

A pesar de su recomendación a evitar la lactancia, esta declaración es “un gran avance”, dijo la Dra. Loutfy. Hace 3 años, “nadie habría hablado siquiera sobre esto”.

Lo que ha cambiado es la mentalidad en torno al riesgo de transmisión en personas con carga viral indetectable. En los últimos años, algunos estudios de alto nivel han demostrado que el tratamiento inmediato que produce una supresión de la carga viral durante un mínimo de 6 meses protege contra la transmisión.

El estudio aleatorizado controlado HPTN 052,[2] la cohorte prospectiva PARTNER,[3] y el estudio Opposites Attract Trial,[4] presentados en la Internacional AIDS Society Conference 2017, demostraron que en las personas con carga viral indetectable no había transmisiones de VIH entre las parejas, fuesen homosexuales o heterosexuales, y utilizaran o no condones.

Esta investigación, seguida de la campaña de información al público conocida como “Indetectable es Intransmisible”,[5] ha impulsado la conversación desde la abstinencia estricta o el sexo solo con condones a la posibilidad de la fecundación natural entre parejas heterosexuales serodiscordantes, como reportó Medscape Noticias Médicas.

Ha “modificado por completo la forma en que ejerzo”, dijo la Dra. Loutfy.

“Antes, simplemente decía no a la lactancia materna.
Ahora es una conversación.”
Dra. Mona Loutfy

Mencionó un congreso de la comunidad al que hace algunos años asistieron ella, médicos especializados en VIH, mujeres que tienen infección por VIH, y otros profesionales de la salud. Una partera preguntó: “¿Vamos a tener esta conversación [una insistencia en la alimentación estricta por biberón], como siempre lo hacemos? ¿O vamos realmente a reconocer que las mujeres están amamantado y no nos están diciendo?”

La Dra. Loutfy dijo que estaba segura de que eso no era cierto, pero mujer tras mujer le dieron la noticia: habían estado amamantando. Simplemente lo estaban haciendo en secreto, sin ningún apoyo y sin monitorización de la carga viral de su lactante.

“Estaba sorprendida”, dijo. “Antes, simplemente decía no a la lactancia materna. Ahora es una conversación”.

Suiza a la delantera

Suiza ha estado a la delantera de esta conversación durante casi una década. Antes de HPTN 052, la Swiss AIDS Federation publicó una declaración[6] que afirmaba que si una persona con infección por VIH tiene una carga viral indetectable durante 6 meses, ninguna otra infección de transmisión sexual y una relación monógama, tanto hombres como mujeres pueden tener relaciones sexuales sin condón.

Esto atrajo declaraciones contrapuestas, insistiendo en el uso continuado del condón, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las organizaciones relacionadas con la normatividad sanitaria de diferentes países.

Ahora, Suiza está dispuesta a ser uno de los primeros países en Europa en respaldar la lactancia materna por las mujeres con carga viral indetectable, aunque acompañada de pruebas mensuales de carga viral para las madres y pruebas semanales para los lactantes.

El objetivo no es la lactancia materna universal, dijo la Dra. Karoline Aebi-Popp, de la University of Bern, en Berna, Suiza. El objetivo es el consentimiento informado centrado en la paciente, en el que las mujeres y sus médicos hablen sin reservas sobre las ventajas y desventajas de la lactancia materna en una base individual, y discutan los riesgos y los beneficios para la madre y el niño.

“Después de esta conversación, algunas pueden optar por la lactancia materna”, dijo la Dra. Karina Butler O’Connell, del University College Dublin, en Dublín, Irlanda, una pediatra que abogaba por el niño en el debate. “Pero otras pueden cambiar de parecer”.

Es una conversación que los médicos ya están teniendo entre ellos, según se reportó en Medscape Noticias Médicas.

“Si la mujer cuenta con cargas indetectables durante todo el embarazo e insiste en la lactancia materna, la apoyaríamos”, dijo la Dra. Aebi-Popp. “Lo peor es que lo hagan y que no nos digan”.

La Dra. Aebi-Popp agregó que estará recolectando datos, para investigación futura, de todas las mujeres suizas que deciden utilizar la lactancia materna.

Diferentes formas de monitorización

Durante el debate, los miembros del panel no estuvieron de acuerdo en qué es lo que debe comprender la monitorización o cuáles profesionales clínicos deben intervenir. Los pediatras, que recientemente se proclamaron en contra de la lactancia materna por mujeres infectadas con VIH en Estados Unidos, “siempre van a pensar en el niño y decir no”. Así que los médicos debemos crear puentes entre cada especialidad, sugirió la Dra. Aebi-Popp.

La Dra. Justyna Kowalska de la Medical University of Warsaw, en Varsovia, Polonia, dijo que nunca respaldaría la lactancia materna sin la ayuda de un asesor en lactancia materna y la participación del obstetra de la paciente. Una mujer podría obtener apoyo de su infectólogo, solo para que su obstetra le sugiera no a la lactancia materna, dijo a Medscape Noticias Médicas.

“Es un proceso que requiere que muchas personas participen y comprendan”, puntualizó.

Además, los médicos tienen dificultades para determinar la mejor manera para monitorizar la carga viral.

Como se mencionó, en Suiza, el protocolo consiste en pruebas mensuales de carga viral plasmática para la madre y pruebas semanales para el lactante. En Alemania, el plan comprende pruebas de carga viral mensuales en la leche materna y en el plasma, así como una prueba de farmacocinética antirretroviral en el lactante cuando se obtiene sangre para pruebas sistemáticas, dijo la Dra. Annette Habert, de la Frankfurt University, en Fráncfort, Alemania, quien atendió a una paciente que practicaba la lactancia materna exclusiva desde hace 6 años. En Canadá, informó la Dra. Loutfy, no hay acceso a pruebas de farmacocinética, pero se están realizando pruebas en la sangre.

“¿Es esto bueno? ¿Es esto malo? No lo sé”, dijo la Dra. Haberl.

Es una cuestión que tardará en resolverse con evidencia, dijo la Dra. Kowalska. El siguiente paso será reunirse con especialistas individuales y con pacientes que padecen infección por VIH para elaborar protocolos.

“No se formularán en el próximo año o en el año siguiente, pero es un inicio”, concluyó la especialista.

La Dra. Loutfy, la Dra. Aebi-Popp, la Dra. Haberl, y la Dra. Kowalska han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

#Pruebas genéticas para #cáncer de mama y ovario: La demanda crece más que la respuesta sanitaria

Postado em

Matías A. Loewy

BUENOS AIRES, ARG. La disponibilidad de pruebas genéticas para identificar mutaciones en BRCA1 o BRCA2 es mayor; sin embargo, es necesaria una mejor respuesta sanitaria, informó la Dra. Luisina Bruno, especialista en asesoramiento genético en oncología del Instituto Alexander Fleming, en Buenos Aires, Argentina, durante el XXIII Congreso Argentino e Internacional de Oncología Clínica, que se celebró en esta ciudad entre el 31 de octubre y el 3 de noviembre.[1]

Dra. Luisina Bruno

Actualmente, visto en perspectiva, saber que se porta una mutación en los genes BRAC1 o BRAC2 quizá no sea tan mala noticia. Hoy día no solo se puede prevenir, evitar o mejorar el tratamiento de cánceres de mal pronóstico en pacientes que se realizan esas pruebas genéticas, sino que también es posible extender el beneficio a miembros de la familia. No obstante, el sistema sanitario no siempre está preparado para acompañar la decisión de aquellas mujeres que tienen resultados positivos de las pruebas, incluyendo el acceso a cirujanos para efectuar cirugías preventivas, o la disponibilidad de equipos de imágenes que permitan una vigilancia exhaustiva.

Desde que, en el año 2013 la actriz Angelina Jolie dio a conocer que se había sometido a una mastectomía bilateral, debido a que era portadora de una mutación en los genes BRCA, en el mundo aumentó la demanda por esas pruebas genéticas. Y en Argentina ese aumento sigue siendo “sostenido”, y se están creando nuevos consultorios de asesoramiento genético, afirmó la Dra. Bruno a Medscape en Español. La detección de cánceres hereditarios, que representan 5% – 10% de los carcinomas de mama, y 18% – 24% de los de ovario, “es la gran oportunidad de identificar pacientes que requieren estrategias de prevención diferentes, pero muy efectivas”.

La especialista puntualizó que cumplir las estrategias de prevención adecuadas “permite reducir el riesgo de enfermar, que implican las mutaciones (germinales) patogénicas de los genes de susceptibilidad BRCA de una forma tan efectiva, que el riesgo remanente puede ser similar, o inclusive inferior, al de la población general”. Aunque, para lograr ese objetivo, se requiere superar barreras y disparidades que subsisten, en mayor o menor grado, dentro de los países.

“Lo que me preocupa es el hecho de que si una mujer toma una decisión después de conocer que es portadora de una mutación de riesgo, encuentre una respuesta sanitaria adecuada”, destacó la Dra. Bruno.

Prevención primaria y secundaria

La causa más frecuente de síndromes hereditarios en cáncer de mama y ovario la constituyen las mutaciones en BRCA1 y BRCA2. La Dra. Bruno precisó que las portadoras tienen un riesgo de 50% – 85%, y de 15% – 45% de desarrollar tumores de mama y ovario, respectivamente, lo que implica que el riesgo aumenta hasta 30 veces respecto de la población general. Un estudio prospectivo reciente en JAMA precisó que el riesgo acumulado hasta los 80 años para cáncer de mama es de 72% y 69% en portadoras de mutaciones en BRCA1 y BRCA2, respectivamente. Mientras que el riesgo acumulado para cáncer de ovario es de 44% y 17%, respectivamente.

La detección de esas mutaciones presenta múltiples beneficios, tanto a nivel personal como familiar. Permite evitar o detectar de manera temprana cánceres de mama que, en países como Argentina, en 50% de los casos se detectan en etapas 3 y 4. “Permite evitar el cáncer de ovario, en el cual no existen métodos claramente efectivos de prevención por imágenes, y que en 75% de los casos, cuando se detectan, se encuentran en una etapa avanzada, y con altas probabilidades de recurrencia”. También sirve para aliviar a familiares no portadoras que pueden estar preocupadas, destacó la Dra. Bruno.

La identificación de esas mutaciones también tiene, o podría tener, implicaciones terapéuticas. Fármacos como olaparib ya están aprobados para tratar el cáncer de ovario avanzado con mutación en BRCA, y posiblemente también sean efectivos en tumores de mama (triple negativo y luminal metastásico) de pacientes con esa susceptibilidad genética. En la terapia neoadyuvante del cáncer de mama triple negativo, las pacientes con mutación en BRCA se beneficiarían de la adición de carboplatino al esquema de tratamiento.[2]

Sin embargo, lo que preocupa a la Dra. Bruno es el foco de prevención. Como estrategia de prevención primaria en mujeres con mutaciones BRCA positivas, sin olvidarse de los hábitos de vida saludables, de la quimioprevención (cuyos beneficios no se limitan solo a la población general), y hasta del uso de anticonceptivos orales, son dos medidas que han probado reducir el riesgo de padecer cáncer de mama o de ovario, de manera más significativa:

  • Mastectomía reductora de riesgo bilateral. Disminuye 90% a 98% el riesgo de desarrollar cáncer de mama. En un estudio prospectivo, ninguna de 257 mujeres con mutaciones en BRCA1 y BRCA2 que recibieron la intervención desarrolló el tumor, frente a 7% de quienes no lo hicieron.[3] Sin embargo, la Dra. Bruno señaló que no está probado que reduzca la mortalidad general. “Es una estrategia, pero no la única, y tendrá que evaluarse con cada paciente”. Las complicaciones del procedimiento alcanzan entre 16% – 21%, y la tasa de satisfacción, 80%.
  • Salpingooforectomía bilateral. La extirpación quirúrgica de ambos ovarios, y ambas trompas de Falopio, “es la terapéutica infalible”, subrayó la Dra. Bruno. Disminuye 95% el riesgo de presentar cáncer de ovario, 50% la incidencia de cáncer de mama, y 77% la mortalidad global.[4] Guías como las de la National Comprehensive Cancer Network (NCCN) la recomiendan después de los 35 a 40 años, cuando las mujeres completaron la paridad, aunque también plantean que es “razonable” retrasar el procedimiento hasta los 40 a 45 años, cuando se trata de una mutación en BRCA2 (el cáncer de ovario en esas pacientes aparece en promedio 8 a 10 años más tarde, que en quienes son portadoras de una mutación en BRCA1).[5]

Las alternativas a ambas cirugías podrían funcionar como estrategia de prevención secundaria, es decir, para facilitar el diagnóstico temprano. Pero el respaldo de la evidencia es diferente. Estas alternativas son las siguientes:

#Women With Infertility Issues Have Higher Mortality Risk

Postado em

Women With Infertility Issues Have Higher Mortality Risk
Fran Lowry October 30, 2017

Resultado de imagem para women infertility

For women with infertility issues, the risk for death is elevated, especially from breast cancer and diabetes, according to results from a new study.”Infertility might lead to disease because of long-term inflammation or other hormonal perturbations, but this remains to be seen with further research,” said Natalie Stentz, MD, from the University of Pennsylvania in Philadelphia.”An association between infertility and medical disease has been noted in the male population, but such an association in females is largely unknown,” Dr Stentz said at the American Society for Reproductive Medicine 2017 Scientific Congress in San Antonio.”We wanted to get a better understanding of the link between infertility and mortality in women,” she told Medscape Medical News.In their study, Dr Stentz and her colleagues assessed women 55 to 74 years of age who were prospectively enrolled in the Prostate, Lung, Colorectal, and Ovarian (PLCO) Cancer Screening Trial from 1992 to 2001.Of the 75,784 women for whom fertility history was available, 11,006 (14.5%) were infertile, defined as not having conceived despite a year of intercourse.After parity, socioeconomic risk factors, and underlying comorbidities were controlled for, risk for death during the 13-year follow-up period was 10% higher in women with infertility issues than without (hazard ratio [HR], 1.10; 95% confidence interval [CI], 1.03 – 1.17; P = .005).In addition, infertile women were almost 70% more likely to die from diabetes than fertile women (HR, 1.69; 95% CI, 1.15 – 2.49; P = .007), even though the prevalence of diabetes was similar in the two cohorts, and were 43% more likely to die from breast cancer (HR, 1.43; 95% CI, 1.06 – 1.94; P = .019).
There was no association between infertility and risk for ovarian cancer, risk for endometrial cancer, risk for death from cardiovascular disease risk, or for death from ovarian cancer. Mean age at death was 73 years in the two cohorts.We certainly do not want this research to be taken from an alarmist perspective.Dr Stentz was asked if infertile women should ask their doctors for special screening, especially for diabetes and breast cancer.It is premature at this point, she explained. “We are not recommending any change in the current standard of care for screening guidelines for cardiovascular disease, breast cancer, or any other disease.””We certainly do not want this research to be taken from an alarmist perspective. We simply want to raise awareness that infertility deserves to be acknowledged,” she added.The more we know about the genetic nature of infertility in both men and women, the more we realize that the condition may be related to general health.This “very interesting study” follows a previous study that found a relation between male infertility and mortality (Hum Reprod. 2014;29:1567-1574), said Alexander Pastuszak, MD, PhD, from the Baylor College of Medicine in Houston.”The actual increased risk of mortality is slightly higher than that observed in the male study, but it is still quite small,” he told Medscape Medical News.”The more we know about the genetic nature of infertility in both men and women, the more we realize that the condition may be related to general health,” he explained.”The PLCO database is an excellent data source and lends credibility to the work,” said Dr Pastuszak. However, he pointed out, it would have been interesting if the researchers had included “a third group of women with a common benign female condition not linked to mortality or fertility.””Women should realize that the risk of mortality is low,” he added, noting that these results “have not been confirmed by other studies, and we do not understand why this would be occurring on a physiological, genetic, or molecular level.”In addition, “fertile and infertile women lived to be the same average age. As such, we need to take this study in context and understand that it’s a first look,” he explained. More work is needed to confirm the association.Dr Stentz and Dr Pastuszak have disclosed no relevant financial relationships. The study authors acknowledge the National Cancer Institute for permission to access their database.

American Society for Reproductive Medicine (ASRM) 2017 Scientific Congress: Abstract O-6. Presented October 30, 2017.

Medscape  @Medscape