endocrinologia

#La #ingesta calórica excesiva podría elevar el #riesgo de cáncer de mama

Postado em

Un estudio del grupo Geicam, co-liderado por investigadores del Ciberesp, y publicado en ‘Scientific Reports’, revela que una ingesta calórica excesiva podría aumentar el riesgo de cáncer de mama, mientras que la restricción calórica podría ejercer un efecto preventivo.

Lesiones de cáncer de mama.

Las mujeres españolas con una ingesta calórica por encima de sus requerimientos energéticos individuales presentan un mayor riesgo de padecer un cáncer de mama, mientras que una restricción calórica parece prevenir el riesgo de desarrollar este tumor. Así lo ha puesto de manifiesto un estudio epidemiológico llevado a cabo por investigadores del Instituto de Salud Carlos III pertenecientes al Ciberesp y el grupo Geicam de Investigación en Cáncer de Mama, y financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Estos resultados se publican en la revista Scientific Reports del grupo Nature.

El cáncer de mama, con 32.825 casos nuevos en 2018, es el tumor más frecuente en mujeres españolas. Constituye el 29% de los casos de cáncer en mujeres. Existe clara evidencia de que la obesidad y la ganancia de peso son importantes factores de riesgo de cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas.

Sin embargo, la evidencia respecto a la restricción calórica es menos concluyente. Estudios experimentales han mostrado que la limitación de la ganancia de peso por restricción calórica ejerce un efecto preventivo sobre el cáncer de la glándula mamaria.

Asociación entre cáncer de mama e ingesta de calorías

El objetivo de esta investigación, que ha contado con la participación de investigadores de 23 hospitales de 9 Comunidades Autónomas, fue evaluar la asociación entre el riesgo de cáncer de mama y el consumo deficitario o excesivo de calorías en función del índice de masa corporal, la actividad física y la tasa metabólica basal de cada mujer participante. Para ello, se reclutaron 973 mujeres recién diagnosticadas de cáncer de mama (casos) y 973 mujeres sanas (controles) de entre 18 y 70 años.

 

Cada caso se emparejó con un control de edad similar, de la misma ciudad y sin ningún vínculo familiar. Las participantes respondieron un cuestionario de frecuencia alimentaria, a partir del cual se estimó la ingesta media diaria de energía (Kcals/día) durante los 5 años previos a la entrevista, y un cuestionario epidemiológico con información sobre estilos de vida y otra información relevante para el estudio.

Los resultados mostraron que las mujeres con un consumo calórico por debajo de lo esperado, de acuerdo a sus necesidades energéticas individuales, presentaron un menor riesgo de desarrollar un cáncer de mama, siendo este efecto mayor en mujeres premenopáusicas. Por el contrario, las mujeres cuyo consumo calórico excedía el 40% de los valores esperados presentaron casi el doble de riesgo que aquellas participantes con una ingesta energética dentro de los niveles adecuados. Este último efecto fue especialmente pronunciado en mujeres postmenopáusicas y en mujeres con una baja adherencia al patrón de dieta mediterránea.

Riesgo de cáncer de mama en cada subtipo

Además, el estudio ofrece datos sobre el riesgo de cáncer de mama vinculado a la dieta en cada subtipo de tumor.“Los resultados revelan que, por cada 20% de aumento de la ingesta calórica relativa (ingesta observada versus ingesta esperada), el riesgo de desarrollar un tumor de mama con receptores hormonales positivos o un tumor HER2+ se incrementa en un 13%, siendo esta cifra de un 7% en tumores triple negativos”, señala el doctor Miguel Martín, presidente del Grupo Geicam.

Hasta la fecha, este es el primer estudio epidemiológico que explora la asociación entre el riesgo de cáncer de mama y el efecto del consumo excesivo o deficitario de calorías de acuerdo con los requerimientos energéticos individuales de cada mujer. Los autores del estudio, liderado por las doctoras Marina Pollán y Virginia Lope, concluyen que una restricción calórica moderada, en combinación con la realización de ejercicio físico de forma regular, podría ser una buena estrategia para la prevención del cáncer de mama.

·#La #obesidad condiciona la respuesta al #tratamiento oncológico

Postado em

Instaurar medidas para disminuir el peso junto a la terapia contra el cáncer favorece la supervivencia

Obesidad y cancer

Hace sólo quince años que la comunidad científica es consciente de la asociación que existe entre obesidad y cáncer. Es preciso acumular más datos pero en estos momentos la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer ha establecido esta relación con trece tumores: colon, mama, esófago, células renales, endometrio, páncreas, hígado, cáncer gástrico, vesícula biliar, ovarios, tiroides, mieloma múltiple y meningioma. Globalmente, la obesidad afecta en un 20% al desarrollo del cáncer, a tenor de las cifras que se han manejado en el Congreso celebrado durante los últimos días por la Sociedad Española de la Obesidad (Seedo) en Vigo.

Sin embargo, la investigación ha dado un paso más y hay estudios que demuestran que, una vez instaurado el cáncer, la obesidad condiciona también la respuesta al tratamiento oncológico. Es preciso realizar un esfuerzo en esta línea de investigación porque los datos por ahora no son concluyentes, aunque sí orientativos. En consecuencia, los expertos recomiendan sumar a la terapia contra el cáncer medidas concretas dirigidas a la reducción del peso corporal. “La obesidad puede influir en la resistencia al tratamiento oncológico: hay que tratar la obesidad, además del cáncer”, ha afirmado Ana Belén Crujeiras Martínez, del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS-CHUS).

Globalmente, la obesidad afecta en un 20% al desarrollo del cáncer y se asocia a doce tipos de tumores sólidos y a un cáncer hematológico

El cáncer de mama y el cáncer colorrectal son las dos enfermedades oncológicas que más evidencia han acumulado sobre su asociación con la obesidad. Igualmente, ambos son los tumores en los que más se han analizado los beneficios que en la respuesta a la terapia oncológica tiene el tratamiento de la obesidad, que se traducen en más supervivencia y menos recidiva.

“Cada vez hay más evidencia de que si se controla el peso en las mujeres que han sufrido cáncer de mama y las personas que tuvieron cáncer colorrectal, tienen más años de supervivencia y menos riesgo de muerte”, ha destacado Carlos González Svatetz, investigador emérito de la Unidad de Nutrición y Cáncer del Instituto Catalán de Oncología y ex coordinador del proyecto EPIC en España. Abundando en este argumento, González Svatetz ha recordado un metanálisis del año 2014 con más de 50.000 casos, en el que se observó que la cirugía bariátrica disminuye el riesgo de cáncer de mama un 45%.

“El médico debe saber que la obesidad es uno de los factores de riesgo evitables importantes, igual que el tabaco”, ha defendido Crujeiras. La tendencia actual a la baja del consumo de tabaco y al alza de la obesidad puede desembocar, en su opinión, en que “la obesidad se convierta en el primer factor de riesgo prevenible”. Por tanto, ha de contemplarse en las consultas: “Hay que calcular el índice de masa corporal (IMC), hacer recomendaciones, igual que se pregunta si el paciente fuma o no y se aconseja que deje de fumar”.

El médico debe saber que la obesidad es uno de los factores de riesgo evitables importantes, al igual que el tabaco, recuerdan los expertos

Todavía no se conocen con exactitud los mecanismos moleculares de la asociación entre obesidad y cáncer, aunque se estudian varias hipótesis. El equipo de investigación que dirige Ana Belén Crujeiras en el IDIS-CHUS trabaja en los efectos de las proteínas que secreta el tejido adiposo en la obesidad y que se relacionan con la inflamación y el estrés oxidativo, lo que favorece el desarrollo tumoral en el cáncer de mama.

Otra hipótesis investigada tiene que ver con los niveles altos de insulina y los factores relacionados con la cascada de señalización. También se está investigando la influencia de los niveles altos de estrógenos en los tumores de la mujer.

Terapia de grupo y nuevas variantes en las escalas de estadiaje

El estudio ENPE (Estudio Nutricional de la Población Española) indica que más de la mitad de la población adulta de nuestro país tiene sobrepeso y más del 25% obesidad. En el estudio anterior, Enrica, estas cifras fueron del 39,3% y 21,6%. Los datos del ENPE en cuanto a la población infanto-juvenil tampoco son halagüeños: un 25% de sobrepeso y un 11% de obesidad. Además, el tratamiento sigue siendo complejo. Hay pacientes que no responden y otros en los que el impacto de la terapia no se mantiene a largo plazo.

Los expertos reunidos en el congreso de la Sociedad Española de Obesidad (Seedo) en Vigo han abogado por un abordaje multifactorial: “Hay que combinar cambios en los hábitos alimentarios, actividad física, acciones encauzadas a controlar la ansiedad y tratamiento farmacológico”, ha señalado el vicepresidente de la Seedo, Diego Bellido. Pero en el congreso se han dado varias claves que pueden mejorar los resultados, como la terapia de grupo y añadir algunas variantes a las escalas de estadiaje.

En el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol, el servicio que dirige Bellido ha apostado por la terapia grupaly ha logrado en el grupo de intervención una pérdida media de siete kilos más que en el grupo que ha seguido una dinámica convencional, según los datos aportados por la especialista en Endocrinología y Nutrición Cristina Tejera Pérez. El contenido es eminentemente práctico y la interacción que se produce entre los pacientes aumenta la concienciación. Se enseñan pautas alimentarias y a distinguir los productos con más contenido calórico, cómo cocinar los alimentos, aplicaciones móviles para monitorización, trucos para la actividad física y, muy importante, la manera de paliar la ansiedad: “Mantener las manos ocupadas, comer fruta o palitos de zanahoria o vaciar la nevera de tentaciones”.

Cristina Tejera está desarrollando una investigación con 450 pacientes que será la base de su tesis doctoral y que concluirá con la propuesta de nuevas variantes a las escalas de estadiaje que habitualmente se usan para obesidad -EOSS y AACE- y que se centran en las comorbilidades y el grado funcional. Tejera plantea sumar parámetros de la composición corporal (porcentaje de grasa, masa muscular, etc.) y el consumo de fármacos: “Con este estadiaje los pacientes no sólo bajan peso sino que mejoran su espectro de complicaciones asociadas a la obesidad”.

Por su parte, el vicepresidente de la Seedo ha reiterado la dificultad que supone que los fármacos disponibles contra la obesidad no estén financiados, lo que disuade a los pacientes: “La Administración debe considerar la obesidad como una enfermedad, como la diabetes o la HTA”.

#Tiroidite Hashimoto: tireoidectomia pode melhorar qualidade de vida do paciente?

Postado em

tireoidectomia

Hashimoto: tireoidectomia pode melhorar qualidade de vida do paciente?

 

tireoidite de Hashimoto é uma doença muito comum e caracteriza-se por hipotireoidismo de origem autoimune. O tratamento mais comum é a suplementação de hormônio com levotiroxina. Um novo artigo publicado no Annals of Internal Medicine indica que a tireoidectomia pode melhorar a qualidade de vida do paciente com sintomas persistentes.

Para chegar nessa conclusão, pesquisadores realizaram um ensaio clínico randomizado em hospitais da Noruega. No total, 150 pacientes (idade entre 18 e 79 anos) com sintomas persistentes relacionados à tireoidite de Hashimoto e com níveis de anti-TPO maiores que 1000 UI/mL, apesar de receberem terapia de reposição hormonal.

O que o cirurgião deve saber sobre hipertireoidismo e hipotireoidismo?

Tireoidectomia no Hashimoto

Os participantes foram randomizados para receber tireoidectomia ou tratamento médico com reposição hormonal. O desfecho primário foi a pontuação geral no questionário de estado de saúde (SF-36) aos 18 meses; os secundários incluíram os efeitos adversos da cirurgia e níveis de anti-TPO aos 6, 12 e 18 meses.

Durante o follow-up, apenas o grupo cirúrgico demonstrou melhora na qualidade de vida:

  • O escore de saúde geral aumentou de 38 para 64, uma diferença entre grupos de 29 pontos (IC de 95%: 22 a 35 pontos) aos 18 meses.
  • O escore de fadiga diminuiu de 23 para 14 pontos, uma diferença entre grupos de 9,3 pontos (IC de 95%: 7,4 a 11,2 pontos).
  • A frequência de fadiga crônica diminuiu de 82% para 35%, uma diferença entre grupos de 39 pontos percentuais (IC de 95%: 23 a 53 pontos percentuais).
  • Os níveis de anti-TPO diminuíram de 2.232 para 152 UI/mL, uma diferença entre grupos de 1.148 UI/mL (IC de 95%: 1.080 a 1.304 UI/mL).

Pelos achados, os pesquisadores concluíram que a tireoidectomia melhorou a qualidade de vida relacionada à saúde e a fadiga: “essa melhora, junto com a redução concomitante de anti-TPO, pode elucidar os mecanismos da doença”.

 

PEBMED

Referências:

  • Guldvog I, Reitsma LC, Johnsen L, Lauzike A, Gibbs C, Carlsen E, et al. Thyroidectomy Versus Medical Management for Euthyroid Patients With Hashimoto Disease and Persisting Symptoms: A Randomized Trial. Ann Intern Med. [Epub ahead of print ] doi: 10.7326/M18-0284

#Descenso de peso y remisión de #diabetes tipo 2

Postado em

Durabilidad de una intervención de control de peso liderada por la atención primaria para la remisión de la diabetes tipo 2: resultados a 2 años del ensayo abierto DiRECT, aleatorizado y grupal
Autor: Prof Michael E J Lean, MD, Wilma S Leslie, PhD, Alison C Barnes Fuente: Lancet Diabetes & Endocrinology DOI:https://doi.org/10.1016/S2213-8587(19)30068-3 Durability of a primary care-led weight-management intervention for remission of type 2 diabetes: 2-year results of the DiRECT open-label, cluster-randomised trial

Según un estudio en Lancet Diabetes & Endocrinology, un plan de pérdida de peso estructurado en un entorno de atención primaria puede llevar a una remisión sostenida de la diabetes 2 años más tarde.

Los investigadores reclutaron a aproximadamente 300 pacientes con un IMC de 27 a 45 que tenían diabetes tipo 2 pero no eran dependientes de la insulina. Sus prácticas de atención primaria fueron aleatorizadas para ofrecer un programa de manejo de peso estructurado integrado o atención estándar.

La intervención incluyó diabetes y retiro de fármacos para la hipertensión, reemplazo total de la dieta de 850 calorías / día durante 12 a 20 semanas, reintroducción gradual de alimentos durante 2 a 8 semanas y apoyo estructurado para mantener la pérdida de peso.

  • A los 12 meses, el 24% de los pacientes en el grupo de intervención había perdido 15 kg o más y el 46% tenía remisión de la diabetes.
  • A los 24 meses, la pérdida de peso de 15 kg o más era aún más común en el grupo de intervención (11% frente al 2% del grupo de control). Los participantes de la intervención también tuvieron una mayor probabilidad de remisión de la diabetes (36% frente a 3%).

Los autores escriben:

“Nuestros hallazgos confirman que el control intensivo del peso debe incluirse como una opción de primera línea en la atención de rutina para las personas con diabetes tipo 2 para tratar la remisión temprana de una enfermedad progresiva potencialmente devastadora”.


Resumen
Antecedentes

El ensayo DiRECT evaluó la remisión de la diabetes tipo 2 durante un programa de control de peso dirigido por la atención primaria. Al año, 68 (46%) de 149 participantes de la intervención estaban en remisión y 36 (24%) habían alcanzado al menos 15 kg de pérdida de peso.

El objetivo de este análisis de 2 años es evaluar la durabilidad del efecto de la intervención.

Métodos

DiRECT es un ensayo abierto, aleatorizado, controlado por grupos, realizado en las prácticas de atención primaria en el Reino Unido.

Las prácticas se asignaron al azar (1: 1) a través de una lista generada por computadora para proporcionar un programa estructurado integrado de control de peso (intervención) o la mejor práctica de acuerdo con las directrices (control), con estratificación para el sitio de estudio (Tyneside o Escocia) y practicar el tamaño de la lista (> 5700 o ≤5700 personas).

La asignación se ocultó a los estadísticos del estudio; los participantes, cuidadores y asistentes de investigación del estudio estaban al tanto de la asignación.

Reclutamos individuos de 20 a 65 años de edad, con menos de 6 años de duración de diabetes tipo 2, IMC de 27 a 45 kg / m 2, y no recibieron insulina entre el 25 de julio de 2014 y el 5 de agosto de 2016.

La intervención consistió en retiro de antidiabéticos y fármacos antihipertensivos, reposición total de la dieta (825–853 kcal por día de dieta de fórmula durante 12–20 semanas), reintroducción gradual de alimentos (2–8 semanas) y luego apoyo estructurado para el mantenimiento de la pérdida de peso.

Los resultados coprimarios, analizados jerárquicamente en la población por intención de tratar a los 24 meses, fueron una pérdida de peso de al menos 15 kg y la remisión de la diabetes, definida como HbA 1c menos de 6,5% (48 mmol / mol) después de la retirada de medicamentos antidiabéticos al inicio del estudio (la remisión se determinó de forma independiente a los 12 y 24 meses).

La prueba está registrada con el registro ISRCTN, número 03267836, y el seguimiento está en curso.

Recomendaciones

La población por intención de tratar consistió de 149 participantes por grupo.

A los 24 meses, 17 (11%) de los participantes de la intervención y tres (2%) de los participantes de control tuvieron una pérdida de peso de al menos 15 kg (odds ratio ajustado [aOR] 7 · 49, 95% CI 2 · 05 a 27 · 32; p = 0 · 0023) y 53 (36%) de los participantes de la intervención y cinco (3%) de los participantes de control tenían remisión de la diabetes (aOR 25 · 82, 8 · 25 a 80 · 84; p <0 · 0001).

La diferencia de medias ajustada entre los grupos de control e intervención en el cambio del peso corporal fue de −5 · 4 kg (IC del 95% −6 · 9 a −4 · 0; p <0 · 0001) y en la HbA 1c fue de −4 · 8 mmol / mol (–8 · 3 a −1 · 4 [–0 · 44% (–0 · 76 a −0 · 13)]; p = 0 · 0063), a pesar de solo 51 (40%) de 129 pacientes en el grupo de intervención que usa medicación contra la diabetes en comparación con 120 (84%) de 143 en el grupo de control.

En un análisis post-hoc de toda la población del estudio, de los participantes que mantuvieron una pérdida de peso de al menos 10 kg (45 de 272 con datos), 29 (64%) lograron la remisión; 36 (24%) de 149 participantes en el grupo de intervención mantuvieron al menos 10 kg de pérdida de peso.

Los eventos adversos graves fueron similares a los informados a los 12 meses, pero fueron menos en el grupo de intervención que en el grupo control en el segundo año del estudio (nueve frente a 22).

Interpretación

El programa DiRECT mantuvo remisiones a los 24 meses para más de un tercio de las personas con diabetes tipo 2. La remisión sostenida se relacionó con el grado de pérdida de peso sostenida.

#Migraine. Qu’est-ce que c’est ?

Postado em

Resultado de imagem para LA MIGRAINE

 

La migraine est une maladie caractérisée par la survenue régulière et répétitive de maux de tête violents parfois associées à des vomissements.

La migraine n’est pas un banal mal de tête.

C’est une véritable maladie qui se caractérise par la survenue répétée de crises généralement d’un seul côté de la tête.

La personne sent les battements du cœur et ses pulsations sont douloureuses.

Cette infographie montre le processus d'une crise migraineuse à l’intérieur du cerveau

La fréquence des crises, qui durent entre 4 et 72 heures, varie d’une personne à l’autre : certaines en souffrent plusieurs fois par semaine, d’autres quelques fois par an.

Chez 70% des personnes migraineuses, les crises se répètent de une à quatre fois par mois.

Elles sont aggravées par l’effort physique, le bruit et la lumière, et s’accompagnent de nausées et de vomissements.

La maladie débute dans l’enfance ou l’adolescence ; elle atteint son maximum entre 30 et 40 ans puis s’atténue.

On estime entre 5 et 10 % le pourcentage d’enfants migraineux, leurs crises étant généralement plus courtes que chez l’adulte.
Par ailleurs, le sommeil permet de soulager l’enfant en période de crise migraineuse.

Après la puberté, la migraine est plus fréquente chez la fille que chez le garçon.

De fait, chez les femmes, la migraine peut être rythmée par la vie hormonale : elle peut survenir uniquement au moment des règles et elle disparaît généralement au cours de la grossesse et après la ménopause.

#Estatinas associadas a maior risco de diabetes de tipo 2

Postado em Atualizado em

Fonte de imagem: Spectator Health

A toma de estatinas foi associada a um risco mais elevado de desenvolvimento de diabetes de tipo 2, anunciou um novo estudo.

O estudo, que foi conduzido por uma equipa de investigadores do Centro Médico da Universidade Erasmus, na Holanda, apurou que os utilizadores de estatinas apresentam uma maior propensão para fatores de risco que contribuem para a diabetes de tipo 2, nomeadamente níveis de glicose mais elevados e resistência à insulina.

Os investigadores contaram com dados recolhidos de 9.535 indivíduos com mais de 45 anos de idade e que tinham participado num estudo populacional holandês conhecido como Estudo de Roterdão.

Os participantes não apresentavam diabetes no início do estudo, em 2007, e foram seguidos durante um período de até 15 anos.

Foi observado que, em relação aos participantes que nunca tinham usado estatinas, os utilizadores daqueles fármacos para o colesterol apresentavam uma maior tendência a terem concentrações superiores de glicose sérica em jejum e resistência à insulina.

Com efeito, os participantes que já tinham usado estatinas apresentavam um risco 38% mais elevado de desenvolverem diabetes de tipo 2 durante o estudo.

O risco de diabetes foi especialmente prevalente nos indivíduos com incapacidade em manter os índices de glicose equilibrados e nos que tinham excesso de peso ou eram obesos, indicaram os autores.

Bruno Sticker, autor sénior do estudo, concluiu que “os achados sugerem que, nos pacientes que iniciem tratamento com estatinas, poderão ser adotadas estratégias como controlo do açúcar no sangue e perda de peso para minimizar o risco de diabetes”.

#FDA Approves First Blood Sugar Monitor Without Finger Pricks

Postado em

The FDA has approved a device from Abbott that continuously monitors diabetics’ blood sugar levels without requiring backup finger prick tests.[​IMG]

U.S. regulators have approved the first continuous blood sugar monitor for diabetics that doesn’t need backup finger prick tests.

Current models require users to test a drop of blood twice daily to calibrate, or adjust, the monitor. The pain of finger sticks and the cost of testing supplies discourage many people from keeping close tabs on their blood sugar, which is needed to manage insulin use and adjust what they eat. Abbott’s new FreeStyle Libre Flash Glucose Monitoring System, approved Wednesday by the Food and Drug Administration, uses a small sensor attached to the upper arm. Patients wave a reader device over it to see the current blood sugar level and changes over the past eight hours. Most of the 30 million Americans with diabetes use standard glucose meters, which require multiple finger pricks each day and only show current sugar level. More-accurate continuous glucose monitoring devices are used by about 345,000 Americans. But most don’t do the finger pricks to calibrate them and may get inaccurate readings, said Dr. Timothy Bailey, who helped test FreeStyle Libre. “We’re able to lower blood sugar safely” with this technology, said Bailey, director of the Advanced Metabolic Care and Research Institute in California. He receives consulting fees from various diabetes device makers. Too-high blood sugar levels can damage organs and lead to heart attacks, strokes, blindness and amputations. Very low blood sugar can cause seizures, confusion and loss of consciousness. Abbott’s device was approved for adults with type 1 or type 2 diabetes and should be available in pharmacies within months. The company, based near Chicago, did not disclose the price of the reader or the sensors. Abbott’s system can’t be used with an insulin pump, a device worn against the skin that allows users to inject insulin as needed, but the company is planning improvements to eventually enable that. Rival Medtronic this spring launched a device in which the insulin pump automatically responds to blood sugar changes recorded by the sensor and either withholds or injects insulin as needed.

Read more at: https://forum.facmedicine.com/threads/fda-approves-first-blood-sugar-monitor-without-finger-pricks.