-

Cirurgia

#Finalmente um fármaco que poderá bloquear o cancro do pâncreas

Postado em

Fonte de imagem: Pinterest

Uma equipa de cientistas desenvolveu um novo fármaco que consegue travar o crescimento e metastização do tipo de cancro do pâncreas mais comum em ratinhos.
O novo fármaco, que é conhecido por Metavert, poderá ainda impedir o desenvolvimento de resistência à quimioterapia atualmente usada em pacientes com adenocarcinoma ductal do pâncreas, tal como foi demonstrado em ratinhos.
“Este é um passo extraordinário no melhoramento dos índices de sobrevivência nos pacientes com cancro do pâncreas”, comentou Mouad Edderkaoui, o autor principal do estudo, do Instituto Integral do Cancro Samuel Oschin no Complexo Clínico Cerdars-Sinai, EUA.
“Se os resultados forem confirmados em humanos, poderemos ter um fármaco com o potencial de aumentar significativamente as vidas dos pacientes com adenocarcinoma ductal do pâncreas (PDAC), o qual é muito difícil de tratar”, continuou o investigador.
O índice de sobrevivência a cinco anos ao cancro do pâncreas é atualmente de apenas 7%.
Stephen Pandol, autor sénior do estudo, explicou que 95% dos casos de cancro do pâncreas são do tipo PDAC, um cancro que pode ser muito difícil de tratar pois faz com que as células normais no pâncreas, as células estreladas, produzam tecido fibroso. Este tecido dificulta a penetração de agentes quimioterápicos e de sangue no pâncreas.
A interação entre o cancro e as células estreladas fomenta também a criação de um ambiente que estimula o crescimento dos tumores e metastização do cancro, acrescentou o investigador. Adicionalmente, aumentam os níveis de atividade de certas enzimas provocando resistência aos tratamentos para a doença.
“Já vi pacientes a e responderem ao tratamento durante algum tempo e depois a doença dispara porque o cancro se torna astuto – bloqueia a quimioterapia”, explicou. “O Metavert atua sobre essa ação”. Os investigadores preparam agora um ensaio sobre humanos.
BS
Anúncios

#Reducir el #amonio podría tratar #Reducir el amonio podría tratar hígado graso no alcohólico

Postado em

La disminución en sangre de amonio puede ser una vía para casos graves de esteatohepatitis no alcohólica (NASH).

Carmina Montoliú (en el centro de la imagen) con parte de su equipo de investigación del Incliva, de Valencia, que ha coordinado este trabajo internacional.

La esteatohepatitis no alcohólica (NASH) se asocia con una reducción en la expresión de genes y proteínas de ornitina transcarbamilasa (OTC) y la carbamoilfosfato sintetasa (CPS1), y en la actividad de las enzimas del ciclo de la urea que originan la hiperamonemia. Los niveles excesivos de amonio en el torrente sanguíneo aumentan el desarrollo de tejido cicatricial y la progresión de la enfermedad, según un estudio publicado en The Journal of Hepatology, realizado en el Incliva, y en el que han participado el Clínico y el Centro de Investigación Príncipe Felipe, todos en Valencia, el Instituto de Salud Hepática y Digestiva de la Universidad de Londres, el Idibaps Biomedical Research Institute & CiberEHD, en Barcelona, y el Hospital Aarhus, de Dinamarca.

Los resultados señalan que la eliminación de amonio restaura la morfología de células estrelladas hepáticas humanas y su función hacia la normalidad, respaldando que este enfoque pueda adoptar viabilidad para un posible tratamiento de uno de los tipos de hígado graso más graves.

Hígado graso

Hígado graso.

El trabajo partió de otros análisis anteriores sobre la eliminación de amonio en el ciclo de la urea, localizado exclusivamente en el hígado. “Dos de las enzimas que participan en este ciclo están en las mitocondrias. Muchas líneas de investigación indicaban que éstas no funcionan correctamente en los casos de NASH, lo cual podría conducir a una modificación de los genes OTC y CPS1, reduciendo su expresión y función y dando como resultado el aumento del amonio en la sangre de los pacientes”, explica a DM Carmina Montoliú, coordinadora del Grupo de Investigación de Deterioro Neurológico del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico Universitario de Valencia (Incliva) y coautora del estudio.

Comparativas

En los modelos experimentales con NASH in vivo de la investigación las expresiones de genes y proteínas de OTC y CPS1 se redujeron significativamente, dando como resultado una reducción funcional en la capacidad para la formación de la urea. “Las concentraciones patológicas de amonio producen cambios en el comportamiento de las células estrelladas hepáticas humanas que incluyen alteraciones significativas en la morfología celular, producción de especies reactivas de oxígeno y activación. Estas células están implicadas en el desarrollo de fibrosis en el hígado”. El estudio se ha realizado con un modelo animal de rata, tejido hepático humano y cultivos in vitro de hepatocitos de rata. Los animales recibieron una dieta rica en grasa y en colesterol durante diez meses para inducir NASH.

Los niveles excesivos de amonio en sangre elevan el desarrollo de tejido cicatricial, así como la progresión de la enfermedad hepática

En humanos, se analizaron biopsias hepáticas de 20 pacientes con esteatosis y 15 con NASH. Para el estudio in vitro se aislaron hepatocitos primarios de rata y se cultivaron con ácidos grasos libres. Montoliú explica que “se midió la expresión de genes y proteínas de la OTC y CPS1, así como la actividad OTC y las concentraciones de amonio. Además, evaluamos el estado de metilación del promotor de OTC y CPS1 en ratas, tejido hepático humano y cultivos de hepatocitos de rata”.

En animales NASH, la expresión de genes y proteínas de OTC y CPS1, y la actividad de OTC, se redujeron de forma reversible. También se observó la existencia de hipermetilación de los genes del promotor de OTC. Además, en pacientes con hígado graso, la concentración de la enzima OTC se redujo y las concentraciones de amonio aumentaron, lo que se agudizó aún más en aquellos con NASH. Además, las regiones promotoras OTC y CPS1 estaban hipermetiladas.

Hipermetilación

“En hepatocitos primarios, la inducción de esteatosis se asoció con la hipermetilación del promotor OTC, una reducción en la expresión génica de OTC y CPS1, y un aumento en la concentración de amonio en el sobrenadante. Por lo tanto, la hiperamonemia estaría asociada a cambios funcionales de la síntesis de urea en NASH, posiblemente debido a la hipermetilación de las enzimas del ciclo de la urea, reduciéndose la expresión de estas enzimas”. Se demuestra “que la grasa en el hígado produce una reducción reversible en la función de las enzimas que intervienen en la desintoxicación del amonio. Como la hiperamonemia causaría progresión de la lesión hepática y fibrosis, los hallazgos respaldan que reducir el amonio es una opción viable para el potencial tratamiento del NASH”.

#Cancro colorretal com metástases: novo tratamento mais eficaz

Postado em

Fonte de imagem: Ebru TV

A combinação de dois fármacos para o cancro, um deles comum, é mais eficaz do que alguns fármacos administrados isoladamente para travar o progresso do cancro colorretal, demonstrou um novo estudo.

Nos casos em que o cancro colorretal se espalha para outros órgãos, as hipóteses de sobrevivência do doente reduzem substancialmente. Embora vários medicamentos desacelerem o progresso da doença, apenas cerca de 13% dos doentes sobrevivem num período de cinco anos.

Uma equipa de investigadores liderada por Richard Goldberg, diretor do Instituto do Cancro da Universidade da Virgínia Ocidental, EUA, descobriu que a combinação de um tratamento de segunda linha para o cancro, conhecido com FOLFIRI, e o fármaco regorafenib conseguiam travar o cancro durante um período mais prolongado.

Para a sua investigação, a equipa recrutou 181 pacientes com cancro colorretal cujos tumores não podiam ser removidos por via cirúrgica. Todos os doentes tinham cancro com metástases que tinha avançado após tratamento de quimioterapia de primeira linha.

Os doentes foram divididos em dois grupos que receberam os seguintes tratamentos: um grupo recebeu FOLFIRI e regorafenib e o outro grupo recebeu FOLFIRI e um placebo.

Os resultados foram animadores. Os participantes do grupo que tinha tomado a combinação de FOLFIRI e de regorafenib experienciaram uma interrupção mais longa na evolução do cancro do que o grupo do FOLFIRI e placebo.

Adicionalmente, os efeitos adversos, comuns nos fármacos quimioterápicos, foram menores no grupo de regorafenib. Os doentes sentiram menos fadiga, menos falta de apetite, menos diarreia, menos fraqueza e outros. Ao longo do estudo, os investigadores descobriram que os doentes podiam tomar uma dose inferior de regorafenib, não perdendo a ação do fármaco quando combinado com FOLFIRI.

Com efeito, 160 mg diários de regorafenib durante seis dias, em vez de 180 mg durante duas semanas, produziram uma redução significativa nos efeitos secundários, sem, contudo, perder a eficácia do fármaco.

BS

#Qu’est-ce que le cancer du foie?

Postado em

Resultado de imagem para le cancer de la foie

 

Le cancer du foie est une tumeur maligne, ou cancéreuse, qui prend naissance dans les cellules du foie. Le mot « maligne » signifie que la tumeur peut se propager (métastases) à d’autres parties du corps. Quand le cancer apparaît d’abord dans les cellules du foie, il est appelé cancer primitif du foie.

Le foie, qui fait partie de l’appareil digestif, est l’un des organes les plus volumineux du corps. Il est situé dans la partie supérieure droite de l’abdomen. Le foie produit des enzymes et la bile, qui facilitent la digestion des aliments. Il synthétise aussi des protéines qui contribuent à la coagulation du sang. De plus, le foie nettoie le sang en éliminant des substances nocives.

Les cellules du foie subissent parfois des changements qui rendent leur mode de croissance ou leur comportement anormaux. Ces changements peuvent engendrer la formation de tumeurs bénignes, comme l’hémangiome. Les tumeurs bénignes ne sont pas cancéreuses, mais, dans certains cas, les changements dans les cellules hépatiques peuvent causer un cancer.

Le cancer du foie prend le plus souvent naissance dans les cellules qui forment la majeure partie du foie (appelées hépatocytes). Ce type de cancer porte le nom de carcinome hépatocellulaire. Le cancer du foie peut également apparaître dans les cellules qui tapissent les canaux biliaires à l’intérieur du foie. Ce type de cancer est appelé cancer des canaux biliaires intrahépatiques. On emploie aussi le terme cholangiocarcinome pour désigner le cancer des canaux biliaires intrahépatiques.

D’autres types de cancer peuvent aussi survenir dans le foie, mais ils sont rares. Ceux-ci comprennent le sarcome des tissus mous, les tumeurs neuroendocrines et le lymphome non hodgkinien.

D’autres types de cancers peuvent se propager au foie, mais il s’agit alors d’une maladie différente du cancer primitif du foie. Lorsqu’un cancer qui prend naissance dans une autre partie du corps se propage au foie, on parle de métastase hépatique. Les métastases hépatiques sont traitées différemment du cancer primitif du foie. Apprenez-en davantage sur les métastases hépatiques.

Schéma de l'emplacement du foie

Read more: http://www.cancer.ca/fr-ca/cancer-information/cancer-type/liver/liver-cancer/?region=qc#ixzz5avUkUBuX

#Pancreatic Cancer

Postado em

Imagem relacionada

Pancreatic cancer is a disease in which malignant (cancerous) cells form in the tissues of the pancreas. The pancreas is a gland located behind the stomach and in front of the spine. The pancreas produces digestive juices and hormones that regulate blood sugar. Cells called exocrine pancreas cells produce the digestive juices, while cells called endocrine pancreas cells produce the hormones. The majority of pancreatic cancers start in the exocrine cells.

Pancreatic Cancer Symptoms

Symptoms of pancreatic cancer include:

Pancreatic Cancer Risk Factors

The factors which could put you at risk for developing pancreatic cancer include:

How Is Pancreatic Cancer Diagnosed?

After taking down your health history and performing a physical exam, the doctor may order several tests to determine the cause of your problem or extent of the condition, including:

Pancreatic Cancer Treatment

There are various treatments for pancreatic cancer, including surgery, chemotherapy, and radiation therapyChemotherapy uses drugs to treat cancer, while radiation therapy uses X-rays or other kinds of radiation to kill cancer cells. Surgery can be used to remove a tumor or to treat symptoms of pancreatic cancer.

What Is the Outlook for Pancreatic Cancer?

The American Cancer Society reports that only about 23% of patients with cancer of the exocrine pancreas are still living one year after diagnosis. About 8.2% are still alive five years after being diagnosed.

#Primer #xenoinjerto a partir de #células tumorales circulantes

Postado em

Investigadores españoles han desarrollado el primer xenotrasplante a partir de células tumorales circulantes de cáncer de mama triple negativo. Los datos se han publicado en ‘International Journal of Cancer’

Clotilde Costa, responsable de la línea de biopsia líquida de la Unidad Mixta Roche-CHUS.

Investigadores del grupo Oncomet (IDIS), liderado por Rafael López, pertenecientes a la Unidad Mixta Roche-CHUS y a la Unidad de análisis de Biopsia líquida de Santiago de Compostela, en colaboración con investigadores del departamento de Anatomía Patológica del CHUS, del Hospital Universitario Arnau de Vilanova (Lleida), de la USC y de la Universidad de Edimburgo, han desarrollado por primera vez un xenoinjerto a partir de células tumorales ciculantes (CTCs) obtenidas de la sangre de una paciente con cáncer de mama triple negativo.

La demostración de que es posible generar estos modelos experimentales utilizando biopsia líquida de pacientes con tumores triple negativos abre una nueva vía de investigación que puede generar resultados altamente interesante para oncólogos y pacientes en la lucha contra esta enfermedad altamente agresiva, ya que ofrece información única sobre la biología de estos tumores. Los datos del trabajo fueron publicados en el International Journal of Cancer.

Cambios moleculares

“Para llevar a cabo este estudio, las CTCs aisladas de una paciente con cáncer de mama triple negativo metastásico fueron inyectadas subcutáneamente en un ratón inmunodeprimido”, señala Clotilde Costa, responsable de la línea de biopsia líquida de la Unidad Mixta Roche-CHUS y del estudio. “Estas células demostraron tener capacidad tumorogénica y dieron lugar al desarrollo de un tumor en varios ratones. Los tumores generados en los ratones se analizaron mediante la técnica de RNA-seq y se compararon con los datos del mismo análisis en tejido de la paciente para conseguir tener una visión más profunda de los cambios moleculares que sufren las células tumorales con capacidad de formar metástasis”, explica la responsable del estudio.

A partir de estos resultados los investigadores consiguieron identificar marcadores tumorales con valor pronóstico y potenciales dianas terapéuticas que se han validado en las CTCs aisladas de 32 pacientes con cáncer de mama triple negativo.

“Analizamos la expresión de dichos marcadores en CTCs de las pacientes y observamos que su expresión estaba aumentada en comparación a donantes sanos, identificándose además un marcador pronóstico, MELK, una proteína quinasa involucrada en varios procesos, como la regulación del ciclo celular, la renovación de las células madre y la apoptosis (muerte celular programada)”, señala Costa.

La generación de xenoinjertos derivados de humanos es muy útil para entender la biología y evolución de diversos tumores

Según la responsable del estudio, “el uso de modelos animales preclínicos es una herramienta muy prometedora en el mundo de la oncología. La generación de xenoinjertos derivados de humanos (trasplante de material tumoral humano a un animal, ratón por ejemplo) es realmente útil para entender la biología y evolución de los distintos tipos de tumores”.

Tradicionalmente estos xenoinjertos se generan a partir de tejido tumoral y tan sólo unos pocos grupos de investigación, como este caso, han conseguido generar estos modelos a partir de las células tumorales circulantes (CTCs).

Este estudio ha sido financiado por la Axencia Galega de Innovación con el apoyo de la Consellería de Economía, Empleo e Industria de la Xunta de Galicia, por el Instituto de Salud Carlos III, por el Centro de Investigación Biomédica en Red Cáncer (CIBERONC), FIDIS y la Unidad Mixta Roche-CHUS.

 

Desentrañando el comportamiento del triple negativo

El cáncer de mama de subtipo triple negativo se caracteriza por ser un tumor altamente agresivo y no disponer de tratamiento dirigidos específicos, siendo la estrategia terapéutica habitual el uso de quimioterapia. Uno de los motivos por los que no hay dianas moleculares específicas para tratar este subtipo tumoral es el desconocimiento de los mecanismos claves para la formación y evolución de la enfermedad. Por todo ello, a día de hoy se considera prioritario el desarrollo de estudios que ayuden a avanzar en el conocimiento de la biología de estos tumores.

#Así nació la #intubación submental, una vía para eludir la #traqueostomía

Postado em

La vía submental, una técnica empleada desde hace tres décadas en quirófanos de todo el mundo, se gestó en un hospital español.

El cirujano Francisco Hernández Altemir ideó la intubación submental hace más de tres décadas.

La necesidad aguza el ingenio; a ella remite el cirujano Francisco Hernández Altermir para explicar cómo nació la técnica de intubación submental. El especialista ideó esta alternativa a la traqueostomía, que ha facilitado la labor de cirujanos del área de cabeza y cuello en todo el mundo, según reflejan las publicaciones internacionales al respecto. Más de tres décadas después de que se presentara a la comunidad científica, primero en la Revista Iberoamericana de Cirugía Oral y Maxilofacial, y después en la europea The Journal of Maxillofacial Surgery, esta técnica sigue gozando de buena salud y empleándose, en su forma original o con alguna variante, en el quirófano.

“La vía submental surge ante la dificultad que observamos en los anestesiólogos para intubar a determinados enfermos, como los que sufren un accidente de tráfico con fracturas complejas del territorio craneofacial o maxilar. Normalmente, la vía de elección es la nasotraqueal, pero puede resultar complicada en presencia de fractura conminuta; además, puede dificultar el tratamiento quirúrgico, por lo que en estos casos se tenía que recurrir a la traqueostomía, que, sin cuestionar su eficacia ni sus indicaciones, es una técnica más traumática para el paciente”. Hernández Altemir relata cómo al llegar al Hospital Miguel Servet, de Zaragoza, como jefe de Cirugía Oral y Maxilofacial, procedente del madrileño Hospital La Paz, contó con el apoyo del por entonces jefe de Servicio de Anestesiología del centro zaragozano, Marceliano Temiño, para poner en marcha este procedimiento pionero.

Vía submental, menos traumática

“Consiste en introducir el tubo orotraqueal en el paciente, que luego se devuelve por las estructuras paralinguales y subperiósticas del suelo de la boca a la región submandibular, de tal manera que se crea una especie de asa dentro de la boca, que se cierra con la salida del tubo por debajo de la mandíbula. De esta forma, la acción quirúrgica no se ve interferida por la cánula en la cavidad oral ni en la nariz. Es una forma de facilitar el trabajo del cirujano. Una vez que ha finalizado la operación, el tubo se puede reubicar en la cavidad oral en el propio quirófano”.
Hernández Altemir recuerda que desde los primeros casos que hicieron ya constataron las ventajas de la nueva técnica: “Era menos traumática y favorecía la recuperación del paciente, y también resultaba menos costosa”, comenta, y añade que la traqueotomía “tiene un postoperatorio de unos diez o quince días, con cuidados específicos y, aun así, puede generar secuelas. La vía submental conlleva mínimas complicaciones”.

En uno de los estudios más recientes sobre este procedimiento, una revisión publicada en abril en International Journal of Oral & Maxillofacial Surgery sobre 70 artículos que reúnen datos de la técnica aplicada en 1.021 pacientes, se concluye que la complicación asociada más frecuente es la infección (periorificial subcutánea) presente en un 3,5 por ciento de los enfermos estudiados.

“La intubación submental es una buena alternativa a la traqueostomía en los casos en que no se requiere una ventilación postoperatoria prolongada, y se asocia a mínimas complicaciones”, escriben los autores del estudio, de la Universidad de Malasia, en Kuala Lumpur. Las principales indicaciones son graves traumatismos del territorio craneofacial, afecciones oncológicas de estas regiones, las derivadas de malformaciones y deformidades congénitas craneofaciales, así como casos seleccionados de cirugía ortognática, rinoplastia y ritidectomía, entre otras.

Esta revisión es uno de los estudios recientes -incluida una tesis doctoral de Susana Hernández Montero, defendida en 2016 en la Universidad de Zaragoza- que analizan la eficacia de la técnica; en algunos también se proponen modificaciones. Para Hernández Altermir, es lógico que se intente superar los procedimientos, si bien “casi todas las técnicas, en buenas manos, suelen ser excelentes, igual que un gran procedimiento puede tener resultados nefastos si no se realiza con los parámetros adecuados”.

“Con estas innovaciones he intentado minimizar el impacto de los procedimientos en el paciente”

El fin de esta y otras innovaciones propuestas por el especialista es “hallar formas de reducir el impacto de nuestros procedimientos en el paciente”. Antes de poner a punto la intubación submental, ya había explorado de forma pionera la intubación nasotraqueal con fibroscopio, en colaboración con el jefe de Anestesia del Hospital La Paz, Antonio Pérez Carvajal. “Era el año 1975, y el fibroscopio se empleaba sobre todo para estudiar las estructuras bronquiales. Pensé que se podría meter el tubo nasotraqueal en el fibroscopio e intubar así al enfermo. De esta forma, tratábamos a pacientes con anquilosis o fracturas de cóndilos en los que era imposible intubar sin hacer una traqueostomía”.

Cirugía transfacial

Otra clave de la innovación que ha marcado la carrera de este médico es el apoyo de sus compañeros en el hospital. Así fue también cuando tuvieron que enfrentarse al caso en el Miguel Servet de un niño con un angiofibroma gigante, localizado en el macizo facial y en la base del cráneo.

“No había visto un caso así en mi vida y no sabía cómo operarle sin causar una gran pérdida de sustancia. Así fue como decidimos hacer el abordaje a la región maxilofacial, dejando pediculado el maxilar -sujeto con el colgajo de las partes blandas- para poder dar la vuelta, entrar en la base del cráneo, extirpar el tumor y luego devolver todas las estructuras óseas que no estaban implicadas a su sitio. Aquella primera vez realizamos el procedimiento con traqueostomía, pero en una sucesiva intervención empleamos por intubación submental”, detalla sobre el procedimiento que se publicó como un original acceso transfacial al área retromaxilar en The Journal of Maxillofacial Surgery, también con repercusión internacional.

“Hace unos meses, lo mencionaron en un congreso en Múnich; en esta ocasión atribuyendo correctamente la autoría”, ironiza sobre la pugna que algunos profesionales del campo médico mantienen por atribuirse innovaciones no merecidas. “No es mi caso”, recalca este especialista, que ejemplifica bien una forma de hacer medicina en la que el ingenio debía suplir la escasez de medios.

%d blogueiros gostam disto: