Cardiologia

#Cirugía bariátrica vinculada a menos #eventos cardiovasculares adversos mayores en #obesidad y #diabetes

Postado em

PARÍS, FRA. Pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2 que se sometieron a procedimientos de cirugía bariátrica (metabólica) tuvieron menos probabilidades de experimentar uno de seis eventos cardiovasculares adversos mayores, que pacientes similares que recibieron tratamiento médico, muestran hallazgos de un nuevo estudio observacional.

En comparación con pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2 que recibieron tratamiento médico, los que se trataron con cirugía bariátrica tuvieron 39% menos probabilidades de morir por alguna causa o de desarrollar insuficiencia cardiaca, complicaciones de arterias coronarias, eventos cerebrovasculares, fibrilación auricular o nefropatía en los siguientes 8 años, informó el Dr. Ali Aminian, cirujano bariátrico en la Cleveland Clinic, en Ohio, Estados Unidos, en una sesión científica de la European Society of Cardiology (ESC) de 2019, World Congress of Cardiology.

 

En los pacientes del grupo tratado con cirugía hubo una disminución de 38% en el riesgo de eventos cardiovasculares adversos mayores de tres componentes (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular isquémico y mortalidad), y la frecuencia de cada componente del evento cardiovascular adverso mayor de seis elementos fue más baja, señaló el Dr. Aminian.

Los pacientes en el grupo no quirúrgico no estaban recibiendo ninguno de los fármacos antidiabéticos más nuevos que conllevan beneficios cardiovasculares, manifestó el Dr. Aminian a Medscape, pero la “magnitud del efecto de la cirugía fue tan notable que no creo que aun cuando utilicemos un nuevo fármaco esto vaya a anular los hallazgos”, indicó.

Sin embargo, estuvo de acuerdo en que es posible que los pacientes que se sometieron a procedimientos de cirugía bariátrica hayan estado más motivados para apegarse a un estilo de vida saludable, de manera que “necesitamos un estudio clínico prospectivo”.

Mientras tanto, “médicos de atención primaria, endocrinólogos y cardiólogos podrían considerar la cirugía bariátrica cuando atienden a pacientes con factores de riesgo cardiovascular y obesidad, y hablar sobre esto con el paciente y remitirlo al programa de cirugía bariátrica”, recomendó, destacando que “no todos los pacientes serían elegibles para esta cirugía, pero al menos esta sería una opción en algunos casos”.

Se necesitan estudios aleatorizados controlados

En un editorial complementario, el editor delegado de JAMA y cirujano bariátrico, Dr. Edward H. Livingston, de University of California, en Los Ángeles, Estados Unidos, comentó que los resultados del estudio han de interpretarse con cautela, pues el estudio fue observacional y los dos grupos de pacientes fueron similares en vez de estar cercanamente equiparados.[2]

Sin embargo, complementa a otros estudios que han demostrado que “al inducir una reducción de peso sustancial, la cirugía bariátrica no solo trata la diabetes, sino también mejora hipertensión, niveles de lípidos y apnea del sueño, reduce la artrosis, y mejora muchos otros problemas relacionados con el peso”, señaló.

El Dr. Livingston añadió que “los múltiples beneficios que conlleva la reducción de peso inducida por cirugía bariátrica indican que debería ser la opción de tratamiento preferida en pacientes motivados muy bien seleccionados que tienen obesidad y diabetes y no pueden bajar de peso por otros medios”.

Los resultados fueron “impresionantes”, manifestó a Medscape la copresidente de la sesión, Dra. Maryam Kavousi, Ph. D., de Erasmus University, en Róterdam, Países Bajos, sobre todo que la cirugía bariátrica se asoció a mejores resultados para las seis variables, y notablemente, insuficiencia cardiaca y nefropatía.

Se necesita más investigación para detectar cualesquiera diferencias de género y dilucidar la fisiopatología subyacente.

Una cantidad creciente de datos respalda la cirugía bariátrica para pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2, “sobre todo poco después del diagnóstico, antes de que las personas reciban múltiples fármacos e insulina”, comentó a Medscape el Dr. Robert H. Eckel, de University of Colorado, en Denver, Estados Unidos, quien es el copresidente entrante de la American Diabetes Association.

La cirugía bariátrica realizada en una etapa temprana (cuando las células beta pueden recuperar la función) es muy eficaz para la remisión sostenida de la diabetes, señaló.

Asimismo, el Dr. Eckel agregó que en relación con el presente estudio, “ahora contamos con datos sobre desenlaces de enfermedad cardiovascular y nefropatía, así como mortalidad por todas las causas que en realidad reflejan la necesidad de un estudio aleatorizado controlado”.

Mientras tanto, los cardiólogos “deberían tomar en cuenta que pacientes con diabetes no solo han de recibir uno de estos nuevos agentes con beneficio demostrado por lo que respecta a enfermedad cardiovascular, sino también, lo que es muy importante, considerar la interconsulta a cirujanos y una estrategia quirúrgica”.

Sin embargo, advirtió, necesitan “seleccionar a los cirujanos adecuados”, lo que significa que tengan mucha experiencia con la derivación en Y de Roux o la gastrectomía en manguito.

“Creo que esta es una forma de atender una enfermedad que está muy relacionada con el peso”, añadió el Dr. Eckel. “Si se analiza la repercusión del índice de masa corporal o la obesidad en la incidencia y la prevalencia de diabetes de tipo 2, es increíble”.

Estudio observacional de casos y controles

Es difícil que los pacientes con obesidad y diabetes de tipo 2 logren los objetivos de peso y glucemia mediante modificación del estilo de vida y farmacoterapia, afirmaron el Dr. Aminian y sus colaboradores.

En estudios previos se ha informado que la cirugía metabólica se asocia a una reducción de peso perdurable e incluso remisión de la diabetes en algunos pacientes, pero se dispone de escasa evidencia en torno a los desenlaces cardiovasculares a largo plazo.

Para esto, los investigadores identificaron a 2.287 pacientes que tenían diabetes y se habían tratado con cirugía bariátrica en el Sistema de Salud de la Cleveland Clinic entre 1998 y 2017.

Cada paciente fue equiparado con cinco pacientes del sistema de atención a la salud que tenían diabetes y un índice de masa corporal ≥ 30 kg/m2 y que fueron objeto de seguimiento hasta diciembre de 2018.

En el grupo con cirugía bariátrica, en casi dos tercios de los pacientes (63%) se llevó cabo una derivación gástrica en Y de Roux; en alrededor de un tercio se efectuó gastrectomía en manguito (32%), y en algunos se realizó cerclaje con banda gástrica ajustable (5%) o derivación duodenal (< 1%).

En los pacientes de los grupos con y sin cirugía, el porcentaje de mujeres fue similar (65,5% y 64,2%, respectivamente) lo mismo que la mediana de edad (52,5 frente a 54,8 años), la media de índice de masa corporal (45,1 frente a 42,6 kg/m2), y la media de valores de hemoglobina glucosilada (7,1% frente a 7,1%).

El criterio principal de valoración fue una combinación de mortalidad por todas las causas, nefropatía diabética, eventos de arteria coronaria (angina inestable, infarto de miocardio o intervención/cirugía de coronarias), eventos cerebrovasculares (accidente cerebrovascular isquémico, accidente cerebrovascular hemorrágico o intervención/cirugía carotídea), fibrilación auricular e insuficiencia cardiaca.

Por lo que respecta a los grupos que fueron objeto de tratamiento quirúrgico frente a médico, la incidencia acumulada de eventos cardiovasculares adversos mayores de seis componentes a 8 años fue de 31% frente a 48%.

Todos los componentes individuales de esta variable también fueron más bajos en el grupo quirúrgico. Notablemente, la frecuencia acumulada de nefropatía a 8 años fue de 6,1% en el grupo con cirugía bariátrica frente a 16,3% en el grupo sin cirugía, y la tasa de insuficiencia cardiaca fue de 6,8% en el grupo con cirugía frente a 18,9% en el grupo no quirúrgico.

Durante el periodo de estudio la mortalidad por todas las causas fue de 10,0% en el grupo con cirugía bariátrica frente a 17,8% en el grupo no quirúrgico, una disminución de 41% en el riesgo.

La media del peso corporal se redujo 29,1 kg en el grupo quirúrgico frente a 8,7 kg en el grupo no quirúrgico, y la media del valor de hemoglobina glucosilada se redujo 1% más en el grupo quirúrgico que en el grupo no quirúrgico.

El estudio fue parcialmente financiado por un apoyo económico irrestricto de Medtronic. Un coautor fue financiado por un apoyo económico del National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. El Dr. Aminian recibe apoyos económicos de Medtronic. Las declaraciones de conflictos de interés de los demás autores se enumeran en el artículo original.

#Ya es posible prevenir el #riesgo cardiovascular en diabetes

Postado em

El deterioro cardiovascular es una preocupación constante en el manejo de diabetes 2; nuevos datos analizan las posibilidades farmacológicas y dan un impulso a la prevención.

El manejo y control de la diabetes debe ser meticuloso para no comprometer la salud cardiovascular.

Los riesgos cardiovasculares son siempre una preocupación importante en el manejo de los pacientes con diabetes. Tanto si la producción de insulina es insuficiente como si existe una resistencia a su acción, la glucosa se acumula en la sangre, daña progresivamente los vasos sanguíneos y acelera el proceso de arterioesclerosis aumentando el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

 

Durante la pasada reunión de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) que se ha celebrado en Barcelona se han dado a conocer dos importantes estudios que ponían el foco en el riesgo cardiovascular.

Se han presentado, por ejemplo, los resultados del ensayo en diabetes tipo 2 (DM2) Carolina, el primero en que se ha comparado la tasa de eventos cardiovasculares adversos mayores entre la sulfonilurea glimepirida y el inhibidor de DPP-4 linagliptina. “Esta tasa no ha diferido significativamente. Al final estos hallazgos deberían servir para que dejemos de preocuparnos por la seguridad cardiovascular de las sulfonilureas”, explica Julio Rosentock, director del Centro de Investigación de Diabetes de Dallas, en Estados Unidos, y director de la investigación publicada en el Journal of the American Medical Association.

Seguridad confirmada

Los temores que rodean la seguridad cardiovascular de las sulfonilureas empezaron en la década de 1960 a raíz de la publicación del ensayo del Programa de Diabetes del Grupo Universitario y que indicaba que una sulfonilurea de primera generación aumentaba el riesgo de mortalidad cardiovascular. Ya el año pasado también en la reunión anual de la EASD se presentaban los resultados del ensayo controlado con placebo Carmelina que confirmaba la seguridad cardiovascular y renal a largo plazo para la linagliptina.

En el ensayo Carolina han participado más de 6.000 individuos con DM2 con una mediana de 6 años de diabetes, de los cuales el 83% recibió metformina y ninguno insulina. Todos los pacientes tenían factores de riesgo cardiovascular o enfermedad cardiovascular ateroesclerótica establecida al momento del ingreso al estudio.

Los datos que se desprenden de los últimos trabajos remarcan que las sulfonilureas tienen seguridad cardiovascular

Aunque no se produjeron diferencias en lo que se refiere al riesgo cardiovascular, el estudio sí que ha servido para ver que, tal como se esperaba en los pacientes con sulfonilurea, se produjo un aumento de peso, pero no se observaron diferencias significativas con respecto a HbA1c, glucosa en plasma en ayunas, presión arterial o niveles de lípidos. Sí fueron, no obstante, más comunes los eventos hipoglucémicos con la sulfonilurea que con el inhibidor DPP-4.

“En el proceso de toma de decisiones para escoger uno u otro fármaco el facultativo puede decidir si el aumento de peso es un problema o si lo son las hipoglucemias o incluso el coste. Pero no deben temer ya el aumento de enfermedades cardiovasculares cuando eligen usar una sulfonilurea”, indica Rosentock.

Prevención de IC

El otro gran importante estudio presentado en Barcelona ha sido el que muestra que la dapagliflozina, un medicamento que ya se usa con éxito para tratar la DM2 y prevenir el desarrollo de insuficiencia cardíaca (IC), también se puede utilizar para tratar la insuficiencia cardíaca preexistente, incluso en pacientes sin DM2. Los datos del trabajo, realizado por John McMurray, cardiólogo en el Instituto de Ciencias Cardiovasculares y Médicas de la Universidad de Glasgow, Reino Unido, se han publicado en The New England Journal of Medicine.

Los inhibidores de SGTL-2 controlan el nivel de glucosa en sangre y mejoran la presión arterial y el riesgo de mortalidad por evento cardíaco

El hallazgo más importante es el beneficio en pacientes sin diabetes. Esto muestra que la dapagliflozina es realmente un tratamiento para la IC y no solo un medicamento para la diabetes”, aclara McMurray.

La dapagliflozina pertenece a una clase de medicamentos relativamente nuevos llamados inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa 2 (SGLT-2).

La prevalencia de la IC en personas con DM2 es aproximadamente el doble que en la población general sin diabetes. Ciertas afecciones, como la enfermedad de las arterias coronarias o la presión arterial alta, debilitan e imprimen rigidez al corazón para llenarse y bombear sangre de forma eficaz.
Estudios anteriores habían demostrado que los inhibidores de SGLT-2 no solo ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre; también pueden mejorar algunos resultados cardiovasculares como la reducción de presión arterial o el riesgo de mortalidad cardiovascular. En concreto, dapagliflozina ya había demostrado su validez para reducir el riesgo de desarrollar IC en pacientes con DM2. En el nuevo ensayo DAPA-HF participaron 4.744 pacientes con IC y fracción de eyección reducida de 20 países, de los cuales un 45% tenía DM2 y un 55% no.

Los investigadores observaron que el grupo que tomaba dapagliflozina tenía, en un 16,3% de los casos, un primer episodio de IC mientras que en el grupo placebo estos eran un 21,2%, traduciéndose esto en una reducción del 26% del riesgo. Los resultados fueron similares tanto en el grupo con diabetes como en el que no tenía.

Implicaciones futuras

Por lo que respecta a los efectos secundarios, un 7,5% tuvo un evento adverso relacionado con la disminución del volumen en comparación con un 6,8% del grupo placebo. Los eventos adversos relacionados con la disfunción renal ocurrieron en un 6,5% frente al 7,2% del grupo placebo.

McMurray considera que “los resultados muestran cómo la dapagliflozina reduce la mortalidad y la hospitalización, además de mejorar la calidad de vida relacionada con la salud. Las implicaciones clínicas son potencialmente extensas, ya que pocos medicamentos han logrado estos resultados en el abordaje de la insuficiencia cardíaca”.

Trabajo conjunto para mejorar los resultados

La personalización en el tratamiento de la diabetes es fundamental para mejorar los resultados en su manejo. En esto será importante entender y comprender la biología subyacente así como sus diferentes subfenotipos.

Sin embargo, “a pesar de toda esta investigación, los resultados en Europa sobre diabetes en 2019 son pobres. Existe una brecha entre la realidad clínica y lo que podemos llegar a alcanzar”, explicaba John Nolan, director ejecutivo del Foro Europeo de Diabetes, entidad fundada por la EASD y la Fundación Europea para el Estudio de la Diabetes (EFSD).
“Nuestra visión es la de permitir que los sistemas de salud hagan frente a la pandemia de la diabetes”, fenómeno para el que Nolan considera que es necesario un trabajo conjunto: médicos, pacientes e industria farmacéutica. “Hemos de alinearnos en un mismo camino ambicioso para mejorar los resultados en diabetes”.

La fórmula para lograrlo requiere también una continua mejora e innovación del cuidado de la diabetes, optimizando el uso de la tecnología, para lo que el experto también propone la creación de un sistema de datos paneuropeo de diabetes.

#EMA Panel Backs #Netarsudil for #Elevated Intraocular Pressure

Postado em

The European Medicines Agency’s (EMA’s) Committee for Medicinal Products for Human Use (CHMP) recommended marketing authorization for netarsudil ophthalmic solution 0.02% (Rhokiinsa; Aerie Pharmaceuticals) for the treatment of adults with glaucoma or ocular hypertension.

The full indication is “reduction of elevated intraocular pressure (IOP) in adult patients with primary open-angle glaucoma or ocular hypertension.”

Netarsudil is a Rho kinase inhibitor that increases outflow of aqueous humor via the trabecular outflow pathway and reduces episcleral venous pressure.

Netarsudil ophthalmic solution 0.02% will be sold as an eyedrop solution containing 200 µ/mL.

“We are delighted that the CHMP has adopted a positive opinion for Rhokiinsa,” Vicente Anido Jr, PhD, chairman and chief executive officer at Aerie, said in a company news release.

Netarsudil ophthalmic solution 0.02% was approved by the US Food and Drug Administration December 18, 2017, and is currently marketed as Rhopressa in the United States.

The company said it expects a decision from the European Commission in approximately 2 months; that decision will apply to all European Union member states plus Iceland, Liechtenstein, and Norway.

 

#Comment définir et reconnaître #l’artère responsable d’un #SCA ?

Postado em

Le but de cette étude originale est de déterminer si l’imagerie endocoronaire, notamment l’IRM, peut améliorer la détection de l’artère coronaire responsable d’un NSTEMI.

Un total de 114 patients présentant un premier épisode de SCA NSTEMI ont bénéficié d’une IRM après leur coronarographie. Les films de coronarographie et les images d’IRM étaient revus en aveugle pour déterminer l’artère responsables du NSTEMI.
L’artère responsable n’était pas identifiable par coronarographie dans 37 % des cas. Chez ces patients, l’artère responsable ou une cause non coronaire, était identifiée par l’IRM dans 60 % et chez 19 % des patients, respectivement. Et chez les patients dont la coronarographie avait identifié l’artère responsable d’un NSTEMI, l’IRM montre une artère différente comme responsable du NSTEMI dans 14 % des cas.
Au final, l’IRM identifie une artère responsable différente ou une pathologie non coronaire ou les deux dans 31 %, 15 % et 46 %, respectivement au cours d’un NSTEMI. Parmi les 55 patients revascularisés, 27 % l’ont été sur une lésion non responsable des symptômes.

L’identification de l’artère responsable d’un NSTEMI est complexe en angiographie et peut être facilitée par l’IRM. La revascularisation des artères coronaires non coupables selon l’IRM n’est pas un phénomène exceptionnel.

Heitner JF et al. Circ Interv 2019 ; doi.org/10.1161/CIRCINTERVENTIONS.118.007305

#Traitement antithrombotique des #patients en FA traités par #angioplastie

Postado em

Le traitement antithrombotique des patients en fibrillation atriale (FA) devant bénéficier d’une angioplastie est toujours débattu.

Dans l’étude AUGUSTUS, en factoriel 2 x 2, les 4 614 patients en FA avec SCA ou angioplastie et devant recevoir un inhibiteur P2Y12 ont été randomisés pour recevoir de l’apixaban ou des AVK et de l’aspirine ou un placebo pendant 6 mois. Le critère primaire était la survenue d’un saignement majeur ou cliniquement significatif. Les critères secondaires incluaient les décès ou les hospitalisations et les événements ischémiques.
Les saignements ont été moins fréquents chez les patients sous apixaban que chez ceux sous AVK (10,5 % vs 14,7 % ; RR : 0,69 ; IC 95 % : 0,58 à 0,81 ; p < 0,001), et chez ceux sous placebo versus aspirine (9,0 % vs 16,1 % ; RR : 1,89 ; IC 95 % : 1,59-2,24 ; p < 0,001).

Il y a eu également moins de décès/hospitalisations chez les patients traités par apixaban que chez ceux sous AVK (23,5 % vs 27,4 % ; RR : 0,83 ; IC 95 % : 0,74-0,93 ; p = 0,002), mais la même incidence d’événements ischémiques. Les patients sous aspirine ont présenté autant de décès/hospitalisations que ceux du groupe traité par placebo.

Chez les patients en FA avec un SCA récent ou une angioplastie et traités par anti- P2Y12, un traitement par apixaban sans aspirine est associé à moins de saignements, moins d’hospitalisations sans impact sur les risques d’événements ischémiques comparativement à ceux recevant des AVK, de l’aspirine ou les deux.

Lopes RD et al. NEJM 2019 ; 380 (16) : 1509-24.

#Vape: o #cigarro eletrônico é tão nocivo quanto o comum?

Postado em

homem fumando um cigarro eletrônico, vape

 

O cigarro eletrônico, também chamado vape (abreviação de “vaporizador”), voltou à discussão recentemente devido alguns casos de morte pelo uso do mesmo nos Estados Unidos. No Brasil, a Sociedade de Cardiologia do Estado de São Paulo (Socesp) já fez um alerta de que os vapes não devem ser utilizados nem como terapia antitabagismo.

Esse tipo de cigarro está proibido de ser comercializado no país pela Agência Nacional de Vigilância Sanitária (Anvisa) desde 2009. No entanto, eles continuam sendo vendidos em lojas online e físicas.

Apesar de ser considerado menos nocivo que o cigarro tradicional, ainda não se sabe ao certo quais os reais riscos do vape, inclusive com relação à incidência de câncer, o que vem gerando debates entre oncologistas de todo o mundo.

A International Agency for Research on Cancer (IARC) já identificou que há substâncias cancerígenas do grupo um em sua classificação. Na opinião de Clarissa Mathias, oncologista do Grupo Oncoclínicas, a chegada do cigarro eletrônico deve ser um ponto de alerta para a sociedade, principalmente os pais.

“Estamos vemos novas formas de tabagismo chegando, como esse dispositivo tecnológico, que tem atraído principalmente os adolescentes, pelo formato, novidade e falta de informação também sobre o impacto nocivo deles. Então, estamos vendo uma geração que tinha largado o cigarro voltar para versões mais modernas, do mesmo mal”, afirma a especialista.

Vape: mortes nos Estados Unidos aquecem o debate

“Há algumas semanas foi confirmada a primeira morte relacionada ao cigarro eletrônico, nos Estados Unidos, por conta de problemas pulmonares graves em um rapaz. Existem metais pesados na sua composição, como níquel, cádmio e chumbo. Normalmente, você não leva uma pilha na boca, né? No caso do vape, é isso: você está colocando uma bateria na sua boca. E a gente não sabe qual é o resultado também do líquido no organismo”, adverte o cardiologista Márcio Gonçalves de Sousa, membro da Socesp e especialista em tratamento de tabagismo.

Até o fechamento desta matéria, as autoridades de saúde americanas já haviam identificado quatro óbitos ligados ao uso de cigarros eletrônicos. Um quinto caso ainda é investigado, mas não foi confirmado. A doença que causa a morte ainda não foi identificada. De acordo com o The Washington Post, há 450 pessoas que potencialmente sofrem da mesma patologia no país.

 

Composição do cigarro eletrônico e riscos

Mesmo as opções vendidas como sendo menos prejudiciais, como aquelas sem nicotina, não devem ser consumidas. Uma pesquisa realizada pelo Centers for Disease Control and Prevention (CDC), nos Estados Unidos, em 2015, mostrou que o vapor gerado pelo aparelho também pode causar inflamações pulmonares. Substâncias como a acroleína, presente neste tipo de vape, são danosas às moléculas que mantêm as células endoteliais unidas.

O chamado e-cigarro é composto, normalmente, por uma lâmpada de LED, bateria, microprocessador, sensor, atomizador e cartucho de nicotina líquida. Esta última é aquecida por uma pequena resistência, fazendo com que se torne vapor. “Existe uma falsa sensação de segurança conferida ao fumante, conforme documento elaborado pela Anvisa, em 2017. Por isso, é muito importante restringir esse tipo de aparelho”, enfatiza Márcio de Sousa.

O tabaco também agride o endotélio, tornando as artérias mais suscetíveis à formação de placas ateroscleróticas. “O cigarro ainda acelera a oxidação do colesterol e, em associação à pílula anticoncepcional, pode aumentar o risco de acidente vascular cerebral (AVC) em mulheres. Nenhuma quantidade é segura. Apenas um já pode causar diversos malefícios à saúde”, destaca o cardiologista.

O cigarro eletrônico não possui combustão nem alcatrão, mas o vapor d’água leva metais pesados ao organismo, aos quais não se sabe, com certeza, quais serão as consequências ao longo dos anos de uso.

Vape: variedade de tipos atrai os consumidores

Hoje já existem mais de 8 mil cigarros eletrônicos no mercado, com várias gerações. “A primeira parecia um cigarro mesmo. A segunda, um cartucho recarregável. Agora estamos na era dos e-liquids. Compra-se o líquido separado, que parece um colírio. Existe o aquecido, que está entrando no mercado, e que, embora falem que não há combustão, existem estudos que mostram que existe sim, e o cartucho, que é o que parece um pen drive’, esclarece Márcio de Sousa.

Nos cigarros normais, demora-se, em média, 15 segundos para fazer o efeito da nicotina. Já no vape, a indústria simula o pico da principal substância do cigarro, acrescentando amônia para aumentar a rapidez da entrega da sensação do prazer.

Números atuais

O Relatório da Convenção para o Controle do Tabaco, da Organização Mundial da Saúde (OMS), pede para que os 181 países participantes proíbam dispositivos eletrônicos para fumar. E uma das estratégias da indústria para driblar as restrições e atrair jovens é colocar sabores no aparelho.

Estima-se que 90% dos fumantes iniciaram a prática antes dos 19 anos e o vape pode ser um atrativo sedutor aos adolescentes, induzindo a um novo vício. Embora o Brasil tenha se tornado a segunda nação do mundo a adotar todas as recomendações da Organização Mundial da Saúde (OMS) para o combate ao tabagismo, a dependência ainda mata cerca de 430 pessoas por dia, conforme dados do Instituto Nacional de Câncer (INCA). Se o hábito de fumar fosse abolido, mais de 156 mil vidas seriam poupadas anualmente no país.

Combate ao tabagismo

Tratar de forma medicamentosa os fumantes, com acompanhamento médico, é uma das maneiras mais eficazes para o abandono do vício. Além disso, a adoção de leis que dificultem o consumo do tabaco é outro modo de melhorar os índices de saúde brasileiros.

“Os médicos não devem recomendar o uso dos cigarros eletrônicos como tratamento para amenizar os efeitos da nicotina. Existem pesquisas que mostram que o cigarro eletrônico pode aumentar também as chances de uma pessoa sofrer acidente vascular encefálico. Portanto, é melhor trabalhar com a teoria da precaução: não existem dados que comprovem a eficácia e a segurança. A Anvisa está certa em proibir a comercialização dos cigarros eletrônicos no país”, defende o cardiologista da Socesp.

*Esse artigo foi revisado pela equipe médica da PEBMED

 

Referências bibliográficas:

#El #jamón de bellota 100% natural previene los síntomas de la #colitis ulcerosa

Postado em

Una investigación española ha demostrado que el consumo de jamón de bellota 100% natural es capaz de prevenir los síntomas asociados a la colitis ulcerosa

El jamón de bellota, un alimento saludable.

 

Un estudio realizado por investigadores de las facultades de Medicina de Oviedo, en Asturias,  y de Medicina Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, conjuntamente con el Departamento de Investigación y Desarrollo de la empresa de productos cárnicos Joselito han evidenciado por primera vez en modelo animal que el jamón de bellota 100% natural, ejerce un efecto beneficioso sobre ciertas patologías digestivas mediadas por la inflamación, como es el caso de la colitis ulcerosa (CU), lo que amplía la lista de bondades sobre la salud ya conocidas de este producto cárnico curado tradicionalmente y uno de los prototipos de nuestra dieta mediterránea.

La CU es una patología mediada por la inmunidad en cuyo desarrollo aparece la inflamación intestinal como uno de los elementos más característicos. En España aparecen unos 330 casos nuevos al año y se calcula que existen cerca de 40.000 personas, en su mayoría jóvenes, afectadas por CU.

Efecto antiinflamatorio y específico

La alimentación que aporta altos niveles de ácido oleico monoinsaturado y una baja proporción de ácidos grasos omega-6 tiene propiedades antiinflamatorias al producir importantes variaciones en la composición de la microbiota intestinal y potenciar así el desarrollo de varios géneros bacterianos con actividad antiinflamatoria beneficiosa, indica Sabino Riestra Menéndez, del Servicio de Gastroenterología del Hospital Central de Asturias, en Oviedo, quien subraya que el jamón de bellota 100% natural aporta estos nutrientes y estos beneficios.

Según Beatriz Isabel, profesora de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, este producto cárnico, además de aportar altos niveles de ácido oleico, es también rico en antioxidantes naturales. Son propiedades exclusivas de este tipo de jamón que explicaría los beneficios aportados. Aunque los datos presentados aluden a modelo de experimentación, Isabel adelanta que las investigaciones en humanos ya están en marcha, aunque es muy posible que los efectos preventivos de los síntomas de la CU, así como los beneficios reportados, sean muy similares, lo que abre una nueva vía de investigación para los que padecen CU”. En personas, y según la profesora de Nutrición, “sería suficiente con ingerir 50 gramos diarios de este jamón para conseguir el beneficio”.

En humanos, el consumo diario de 50 gramos de este tipo de jamón sería suficiente para conseguir los beneficios que se han observado en el modelo animal

Sobre la posibilidad de conseguir, mediante suplementación farmacológica, una alta ingesta de ácido oleico y baja ingesta de ácidos grasos omega-6, con el fin de imitar el contenido del jamón de bellota, Isabel indica que “la biodisponibilidad no es la misma y que además, el consumo de este producto aporta otro tipo de nutrientes que no se conseguirían con suplementos. Lo ideal es que los beneficios se adquieran a través de la alimentación”.

Cambios en la microbiota muy significativos

En el estudio, se utilizaron tres cohortes de animales: los alimentados con pienso, con jamón control y con jamón de bellota 100% natural, un producto donde la alta concentración de ácido oleico se acumula en la grasa muscular. A pesar de que las dos dietas de jamón mostraron una reducción en las poblaciones intestinales de bacterias del filo Firmicutes y un aumento en las de los filos Actinobacteria, Bacteroidetes y Proteobcteria, en comparación con la dieta de pienso, la basada en jamón de bellota reportó cambios en la microbiota intestinal, con cambios muy significativos y actividad antiinflamatoria en géneros bacterianos como Alistipes, Bacteroides, Blautia, Butyricimonas y Parabacteroides, explica Felipe Lombó, responsable del diseño del estudio y del grupo de investigación en Biotecnología y Compuestos Bioactivos y Nutracéuticos (Bionuc), del Departamento de Biología Funcional del Área de Microbiología de la Universidad de Oviedo.