productos cosméticos

Los parabenos, incluso en pequeñas cantidades, pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama

Postado em

La combinación de los parabenos con un factor de crecimiento natural estimula la multiplicación de las células de cáncer de mama con receptores de estrógenos y de HER2.

Los hallazgos de un estudio realizado por un grupo de investigadores estadounidenses publicado en “Environmental Health Perspectives” indican que los parabenos, que suelen encontrarse en diversos productos cosméticos, pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama, incluso en pequeñas cantidades. Las pruebas anteriores no habían revelado este posible efecto.

Las pruebas de seguridad de productos químicos existentes miden los efectos de un producto químico sobre las células humanas aisladas. Sin embargo, los investigadores explicaron que, puesto que estas pruebas no tienen en cuenta que los compuestos pueden interactuar con otras moléculas señalizadoras, son insuficientes. Un grupo de científicos de la University of California (Berkeley) intentó por ello reflejar mejor qué ocurre en la realidad y examinó el efecto de los parabenos sobre las células de cáncer de mama que expresan los receptores de estrógenos y de HER2.

Usando el factor de crecimiento que ocurre de forma natural en las células de la mama, la herregulina, los investigadores estimularon los receptores de HER2 en las células de cáncer de mama y expusieron estas células a los parabenos. El producto químico hizo que los receptores de estrógenos activaran los genes, lo cual llevó a la multiplicación de las células. Además de ello, el efecto fue significativo: los parabenos en las células activadas por HER2 estimularon el crecimiento de las células del cáncer de mama en concentraciones 100 veces menores que en las células que carecían de herregulina.

Los autores afirman que estos hallazgos indican que incluso unas cantidades pequeñas de parabenos son más potentes de lo que indicaban algunos estudios anteriores. Los médicos deberían, por tanto, tener en cuenta su posible función en la aparición del cáncer de mama, especialmente sobre las enfermedades positivas para los receptores de estrógenos y de HER2. Además, los científicos escriben que debe volver a considerarse el diseño de las pruebas de seguridad, puesto que los métodos de prueba actuales pueden infravalorar determinados impactos.