Células inmunes alteradas pueden contribuir a la preeclampsia en el embarazo

Postado em

Suprimir estas células mitiga el trastorno.

Suprimir estas células mitiga el trastorno.

Aunque se desconoce la cascada exacta de eventos que conducen a la preeclampsia, se considera comúnmente que el flujo sanguíneo reducido a la placenta (isquemia placentaria) es un factor que contribuye al desarrollo de la afección relacionada con el embarazo. Una nueva investigación revela que las células asesinas naturales del sistema inmune (NK, por sus siglas en inglés) se activan y cambian en respuesta a la isquemia placentaria.

Interrumpir estas células alteradas parece mitigar algunas de las complicaciones peligrosas del trastorno, incluyendo la presión arterial alta (hipertensión) y la inflamación en la madre y la restricción del crecimiento en el feto, como revela este trabajo, que presentado en la reunión anual de la American Physiological Society, celebrada en el marco de APS Experimental Biology 2017.

La preeclampsia -un trastorno relacionado con la gestación marcado por el inicio de la hipertensión y la función deteriorada de los riñones y otros órganos– afecta a entre el 5 y el 8% de los embarazos en Estados Unidos. El riesgo de preeclampsia es mayor en ciertas mujeres, incluidas las que han tenido preeclampsia en una gestación anterior, aquellas que llevan fetos múltiples o las que son obesas.

La enfermedad puede poner en peligro la vida de las madres y los lactantes y puede causar complicaciones, como coágulos de sangre materna, sangrado, insuficiencia de órganos y convulsiones, restricción del crecimiento fetal, hipoxia y mortalidad. Los autores de este estudio, investigadores del University of Mississippi Medical Center, en Estados Unidos, exploraron la interacción de la isquemia placentaria y las células NK.

“Nuestro estudio actual demuestra que las células NK se activan y alteran en respuesta a la isquemia placentaria”, destaca la primera autora del estudio, Denise Cornelius. “También descubrimos que al suprimir esta población alterada de células en un modelo animal de preeclampsia, la hipertensión, la inflamación y la restricción del crecimiento fetal se reducen”, añade.

“En la actualidad, la única ‘cura’ para la preeclampsia es dar a luz al feto y la placenta, momento en el que la hipertensión y otros síntomas de la preeclampsia remiten. Sin embargo, el alumbramiento temprano del feto resulta en una mayor morbilidad para el niño a largo plazo”, señala Cornelius. Sus hallazgos pueden proporcionar un objetivo para las nuevas terapias, ya que identificar opciones adicionales para tratar la enfermedad –y potencialmente permitir que el embarazo continúe– podría conducir a mejores resultados maternos y fetales.

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s