Pacientes con síndrome químico múltiple presentan un estado nutricional anormal y fuerza muscular disminuida (Med Clin)

Postado em

Desfavorece al rendimiento físico e intelectual y al estado psíquico y emocional, ya mermados por la enfermedad, aumentando la dependencia.

Un elevado porcentaje de pacientes diagnosticado con sensibilidad química múltiple presenta un estado nutricional anormal con masa y fuerza muscular disminuidas, según revela un estudio, que tenía como objetivo conocer la caracterización fenotípica y genotípica en estos enfermos.

La sensibilidad química múltiple (SQM) es un síndrome que aún se está investigación debido a su complejidad, ya que está vinculado a la exposición a gran variedad de agentes y factores medioambientales que normalmente son tolerados por el resto de las personas.

El acto de presentación ha contado con la Asociación de afectados por el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) y por el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM) de la Comunidad de Madrid (SFC-SQM Madrid), en la sede de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).

Según señalan, el estudio, llevado a cabo por el Instituto de investigación IMDEA Alimentación, tiene como objetivo último es avanzar en el conocimiento de la enfermedad, sus consecuencias y las posibles dianas de tratamiento para mejorar el estado de salud y calidad de vida de estos pacientes.

Ha sido realizado en 52 pacientes (48 mujeres y 4 hombres), diagnosticados de SQM o de SQM asociado a SFC. En todos ellos se han analizado características fenotípicas (recogida de datos antropométricos, composición corporal, fuerza muscular y calidad de vida) y características genotípicas centradas en el estudio de genes asociados previamente a la SQM, así como de genes que participan en rutas de estrés oxidativo e inflamación.

Durante su presentación, Dra. Viviana Loria, responsable de la Unidad de Nutrición y Ensayos Clínicos de la Plataforma de Genómica Nutricional en el Instituto IMDEA Alimentación, ha recordado que “el SQM requiere un manejo multidisciplinar, en el que médicos con un alto conocimiento de la enfermedad, nutricionistas, rehabilitadores y psicólogos se encuentren implicados y puedan tratar a los pacientes en unidades especializadas y acondicionadas de acuerdo a sus necesidades medioambientales”.

Para llevar a cabo este estudio fue necesario el acondicionamiento del Instituto IMDEA Alimentación siguiendo las instrucciones del ‘Protocolo de atención a enfermos de sensibilidad química múltiple en centros de atención primaria y en centros o servicios de atención especializada’, que contempla múltiples aspectos relacionados con el empleo todo tipo de agentes químicos tanto del personal como de las instalaciones.

Los resultados, publicados en la revista “Medicina Clínica”, muestran que un elevado porcentaje de pacientes presentó un estado nutricional anormal (17% desnutrición y 32% sobrepeso y obesidad) con masa y fuerza muscular disminuidas (84% presentó una fuerza muscular inferior al percentil 10 y un 52% un porcentaje de masa grasa elevado).

“Todo ello desfavorece al rendimiento físico e intelectual y al estado psíquico y emocional, ya mermados por la enfermedad, aumentando la dependencia”, señalan.

Respecto a la caracterización genotípica no se identificaron genes específicos asociados a la enfermedad, dado el limitado número de enfermos sobre los que se realizó el estudio, pero se obtuvieron diferencias significativas en las frecuencias de algunos de los polimorfismos genéticos, susceptibles de ser analizados en un mayor número de pacientes.

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s