La rinosinusitis crónica aumenta su prevalencia en los últimos años debido a la contaminación

Postado em

Tiene consecuencias sobre el sueño, favoreciendo el insomnio, el ronquido y el síndrome de apnea obstructiva.

Tiene consecuencias sobre el sueño, favoreciendo el insomnio, el ronquido y el síndrome de apnea obstructiva.

La rinosinusitis crónica es una enfermedad que afecta al 4% de la población, según datos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), y su prevalencia ha aumentado en los últimos años debido a la contaminación atmosférica, tal y como han destacado los organizadores de la XIX Reunión de Primavera de la Comisión de Rinología, Alergia y Base de Cráneo Anterior de la SEORL-CCC.

“La contaminación atmosférica está contribuyendo a un aumento de este tipo de enfermedades, como también ocurre en la rinitis alérgica, ya que produce una inflamación del epitelio respiratorio que aumenta la permeabilidad a los alérgenos y disminuye la capacidad de la eliminación mediante el tapiz mucociliar”, ha explicado el presidente de la Comisión de Rinología, Alergia y Base de Cráneo Anterior de la SEORL, Miguel Armengot.

Por ello, las medidas de restricción del tráfico que llevan a cabo ciudades como Madrid y Barcelona suponen, como defienden los expertos, “un fuerte impacto para la salud, pues ayudan a prevenir diferentes enfermedades del sistema respiratorio que pueden convertirse en crónicas”.

Además, cabe destacar que son diversos los estudios que han demostrado como en las zonas contaminadas, las industriales, hay más casos que en aquellos lugares más rurales, ya que “el aire contaminado entra por la nariz, esta lo retiene y lo filtra todo, por lo que se inflama y da lugar a la rinosinusitis”, ha añadido Armengot.

La rinosinusitis crónica es una enfermedad que afecta a personas de edad media (entre los 40 y los 50 años) y, sobre todo, a aquellas que padecen patologías respiratorias, además de afectar a más mujeres (60%) que a hombres.

La obstrucción o congestión nasal, rinorrea, dolor o sensación de presión facial, cefalea, alteraciones en el olfato, fatiga y tos son algunos de los síntomas que presenta la enfermedad, además de tener consecuencias sobre el sueño, favoreciendo el insomnio, el ronquido y el síndrome de apnea obstructiva.

Si se trata de rinosinusitis crónica infecciosa, esta “se trata con antibióticos de forma periódica para controlar la infección y con tratamientos tópicos nasales a base de cortico-esteroides”, ha subrayado Armengot. Sin embargo, añade que, en cuanto al tratamiento quirúrgico, “es preciso seleccionar bien al paciente y conocer bien su historial”.

 

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s