Un estudio confirma los beneficios de reducir el colesterol LDL en los pacientes con cardiopatía isquémica

Postado em

Este descubrimiento cambiará la práctica clínica actual.

Un nuevo estudio presentado en la 66th Annual Scientific Session & Expo del del American College of Cardiology confirma los beneficios de la reducción de los niveles de colesterol LDL por debajo de los objetivos actuales en los pacientes con enfermedad cardiovascular aterosclerótica. Según el Dr. Carlos Escobar, presidente de la Sección de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), este descubrimiento cambiará la práctica clínica actual.

Este trabajo, centrado en el papel de los inhibidores de PCSK9 para el control lipídico de los pacientes con cardiopatía isquémica y alto riesgo cardiovascular, confirma “la teoría lipídica de que el colesterol LDL, cuanto más bajo, mejor. Y no solo es importante bajarlo con las estatinas, sino que hay otros fármacos que demuestran y superan este potencial, los inhibidores de PCSK9”, señala Escobar.

Actualmente, en el paciente con cardiopatía isquémica el objetivo es alcanzar un colesterol LDL <70 mg/dl, pero después del estudio FOURIER, cabe esperar que esta cifra se volverá más estricta. El papel que ejercen las lipoproteínas de baja intensidad (LDL) consiste en transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas las células al organismo. Sin embargo, el colesterol, al unirse a la partícula LDL, se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma que desembocan en enfermedad cardiovascular.

En el estudio participaron 27.564 pacientes con enfermedad cardiovascular aterosclerótica establecida, que se aleatorizaron en dos grupos para recibir el anti-PCSK9 evolocumab o placebo. Al inicio del estudio, todos los pacientes estaban en terapia con estatinas para controlar los niveles de colesterol.

A las 48 semanas, los pacientes a cuya terapia se añadió evolocumab redujeron los niveles de LDL un 59% de media comparado con placebo. Específicamente, se bajó a 70 mg/dl o menos en el 87% de los casos, a 40 mg/dl en un 67% de los pacientes y a niveles aún inferiores, de 25 mg/dl, en el 42% de pacientes; frente al 18%, 0,5% y 0,1%, respectivamente, del grupo tratado con placebo.

En términos de eventos cardiovasculares, los pacientes tratados con evolocumab sufrieron menos infartos de miocardio e ictus y requirieron menos hospitalizaciones por angina inestable o revascularización coronaria (9,8% de eventos frente a 11,3% en el grupo placebo).

“Estábamos expectantes de los resultados, porque teníamos la experiencia previa de otros fármacos hipolipemiantes que parecía que iban a mejorar el pronóstico, pero no terminaba de confirmarse en los estudios. Sin embargo, esta vez contamos con una clara evidencia de este nuevo grupo farmacológico que cambiará el escenario de los pacientes con colesterol y alto riesgo cardiovascular”, añade Escobar.

Por el momento, la indicación de los anti-PCSK9 será en segunda línea, para aquellos pacientes que no logran alcanzar el objetivo lipídico solo con los fármacos clásicos (estatinas). Sin embargo, “merecerá la pena estudiar su uso desde el inicio en los casos que no toleran bien las estatinas o no responden a ellas”, puntualiza el experto.

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s